Archivos

Fotos

2MV_06 2MV_20 2MV_23 2MV_33

Las 19 viviendas de EMVISL y otras VP: caras sonrientes

Hace año y medio se sorteaban las 19 viviendas que EMVISL promovía en Vega y comentábamos entonces lo excesivo e injusto del precio que deberían pagar los afortunados en el sorteo.

Ojos que no ven, corazón que no siente. Los nuevos hipotecados se muestran contentos con la suerte que han tenido.
Casi que da pena comentar los datos que evidencian como los administradores de lo público van de la mano de los constructores en el negocio de la vivienda protegida.
Precio del m2 de la Vivienda de Protección Autonómica: 1.570 euros/m2 .

Precio de construcción del m2 de vivienda unifamiliar: 556 euros (De noticia de la Confederación Asturiana de la Construcción, reproducida más abajo).
Coste medio de las 19 viviendas construidas por EMVISL en Vega: 63.157 euros (1,2 millones en que se licitó la obra dividido entre 19 viviendas).
Coste medio del suelo correspondiente a cada vivienda: 16.146 euros (resultado de dividir los 306.787 euros que cobró el Ayuntamiento por el suelo entre las 19 viviendas que lo ocupan) (El ayuntamiento recibió este suelo urbanizado a coste cero, por cesión obligatoria).

Precio de venta de estas viviendas : entre 84.000 euros (las de un dormitorio) y 151.000 (para las de tres dormitorios).(Datos de noticias reproducidas aquí abajo)

Se trata de viviendas protegidas, a las que hay aportación de dinero público, promovidas por una empresa pública. Sin olvidar que se trata de un Ayuntamiento con premios a la transparencia. En “los papeles” de la vivienda que entregan a los compradores ¿estaban las cuentas aclarando a qué se debe el precio que pagan? (Pregunta tonta, pero apropiada para la fecha en aparece en prensa la entrega de las viviendas, día de los inocentes)

Del expolio de Roces Residencial, de cómo ante la falta de compradores la consejería de Noemí sale al rescate de los constructores, como siempre, y promueve viviendas para alquiler, de como en realidad los inquilinos no son más que una excusa… muy repetido ya en entradas anteriores, no insistimos.

La Empresa de Vivienda fija en el área del Albergue su acción de promoción de pisos

La entidad municipal, que hoy entrega los 19 pisos de La Camocha, busca asumir la mayoría de las 250 viviendas de protección social de Sanz Crespo

LA NUEVA ESPAÑA- 27-12-2010 -R. VALLE – A las siete de esta tarde la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, y la consejera de Bienestar Social y Vivienda, Noemí Martín, participarán en el salón de recepciones del Ayuntamiento en el acto de entrega de llaves a los propietarios de las 19 viviendas de protección autonómica que se han construido en La Camocha. Se cierra así el primer proyecto de promoción de vivienda realizada directamente desde la Empresa Municipal de la Vivienda, que preside el concejal de IU Francisco Santianes. El primer proyecto que, casi seguro, no será el último, porque los actuales socios de gobierno del Ayuntamiento de Gijón -IU y PSOE- ya tienen más que perfilada la intención de que sea la empresa municipal quien se haga cargo de la promoción de una parte importante de las alrededor de 250 viviendas, con distintos niveles de protección, que se han pensado para ocupar el entorno del terreno que ahora llenan en las cercanías de Sanz Crespo las dependencias del Albergue Covadonga y Proyecto Hombre, dos equipamientos sociales que darán el salto en unos meses a El Natahoyo para ocupar el nuevo complejo asistencial en construcción.

Esta operación en la actual área del Albergue será un salto cualitativo y cuantitativo básico en la estrategia para que el Ayuntamiento de Gijón se convierta en promotor de vivienda. Si en La Camocha se licitaron las obras de un bloque de 19 viviendas en 1,2 millones, ¿cuánto les costará a las arcas municipales hacer realidad la intención de poner en el mercado unas 150 viviendas en el corazón del casco urbano? Ésa es la cifra que está barajando el equipo de Francisco Santianes, que dejaría el resto de los pisos de la operación en manos de cooperativas de viviendas. Tanto las cooperativas vinculadas al movimiento sindical como a asociaciones vecinal tienen contrastada experiencia en la promoción de pisos en Gijón desde hace años. El reto es importante, pero desde hace tiempo se tiene clara la prioridad política de que la actividad de la Empresa Municipal de la Vivienda vaya más allá de la gestión administrativa y la concesión de ayudas a la vivienda en estos tiempos de crisis.

Además, se trata de que el Ayuntamiento se integre de manera activa en el desarrollo urbanístico de una zona de la ciudad que va a cambiar sustancialmente por la confluencia de las acciones del «plan de vías» y todo el nuevo plan urbanístico para la zona sur de Sanz Crespo, que incluye la prolongación de calles y el desarrollo de un aparcamiento subterráneo. En su actual apuesta por La Camocha también tuvo mucho que ver la estrategia de impulsar esta zona como nuevo espacio residencial.

Los pisos que hoy se entregan son un diseño del arquitecto Diego Cabezudo, que tuvo muy en cuenta las técnicas de bioconstrucción para llevar adelante un edificio bioclimático, y recibieron más de 300 peticiones de personas interesadas en su adquisición. Se trata de pisos de uno, dos y tres dormitorios con plaza de garaje y trastero que salieron al mercado en precios que oscilaron entre los 84.000 y los 151.000 euros.

No será la única cita de esta semana con los responsables locales y autonómicos del área de Vivienda. Para la mañana del jueves, en esta ocasión en el centro municipal integrado de Pumarín Gijón Sur está prevista la entrega de llaves a los adjudicatarios de las 292 viviendas de promoción social del área residencial de Roces.

«La letra es más barata que un alquiler», señalan los dueños de los pisos de promoción municipal

Noemí MArtín destaca el mayor peso de la vivienda protegida durante la entrega de 19 llaves de un bloque en La Camocha

LA NUEVA ESPAÑA- DÍA DE LOS INOCENTES 2010- Año nuevo, casa nueva. Diecinueve familias gijonesas recibieron ayer en el salón de recepciones del Ayuntamiento las llaves de la primera promoción de pisos impulsada por la Empresa Municipal de la Vivienda. Los elegidos son los ganadores del sorteo realizado a mediados de 2009, en el que participaron 312 solicitantes. Hoy constituirán la nueva comunidad, ubicada en una zona de expansión del barrio de La Camocha. «Tenemos que felicitaros porque habéis accedido a vuestro deseo por un precio asequible», les dijo la alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso, en su defensa de las políticas de ayudas a la vivienda impulsadas por el gobierno local.

La mayoría de los adjudicatarios son jóvenes que buscaban piso desde hace tiempo. «Estamos muy contentos porque ya habíamos participado en otros dos sorteos para acceder a viviendas de alquiler y nunca nos había tocada nada. Ahora, tendremos una en propiedad», aseguraban Eduardo Blanco y Rocío Álvarez, acompañados en el acto oficial de Ismael, su hijo de pocos meses. «Nos va a salir más barata la letra de la hipoteca que el arrendamiento de nuestro actual piso», situado en El Llano, explicaba la madre, con el niño en brazos.

También sonriente se paseaba por la sala noble de la Casa Consitorial Adrián Fernández, de 23 años, que se irá a vivir solo a un apartamento de 54 metros cuadrados por el que ha pagado un treinta por ciento menos que el precio medio de la vivienda libre. «Llevaba mucho tiempo queriendo independizarme y, por fin, lo he conseguido», decía junto a su madre.

«Poco a poco, estamos consiguiendo darle la vuelta al sector de la construcción y, en 2009, logramos que tres de cada cuatro pisos fueran de protección ofincial», destacó la consejera del ramo, Noemí Martín. Por su parte, el edil Francisco Santianes alabó la labor de la Empresa Municipal de la Vivienda, segundo organismo local en Asturias que promociona vivienda, tras el Ayuntamiento de Avilés.

La Alcaldesa dice que el edificio parece de «ciencia ficción» por sus dotaciones bioclimáticas

LA NUEVA ESPAÑA- 28-12-2010 Las familias que a partir de los próximos días empezarán a llenar los 19 pisos de La Camocha promovidos por la Empresa Municipal de la Vivienda podrán presumir también de las características de sus nuevos hogares, diseñados por el arquitecto Diego Cabezudo bajo criterios de una construcción sostenible. Las técnicas empleadas permitirán aprovechar el agua de la lluvia para otros usos domésticos, además de ahorrar costes gracias a energías alternativas que se emplearán para la aclimatación de los inmuebles. «Podéis estar orgullosos porque estrenaréis unas viviendas que parecen de ciencia ficción, dotadas de las últimas tecnologías», dijo ayer la Alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso.

También la consejera de Vivienda, Noemí Martín, destacó la modernidad de los pisos y alabó la colaboración entre los gobiernos local y del Principado. «Es muy importante la actuación conjunta de todos los actores para conseguir abaratar el precio» de los inmuebles y «hacerlos asequibles al mayor número posible de ciudadanos interesados», resaltó, tras hacer un repaso por las últimas promociones de protección oficial en la ciudad, «como las que han puesto en marcha las cooperativas de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la zona urbana y las impulsadas hace tiempo por diferentes organizaciones sindicales».

Llaves para 19 sueños en La Camocha

EL COMERCIO 28-12-2010 La Empresa Municipal de la Vivienda entrega a los propietarios la documentación de sus nuevas casas

Los afortunados propietarios de las 19 viviendas de protección que construyó en La Camocha la Empresa Municipal de la Vivienda recibieron ayer las llaves y toda la documentación de sus pisos en un acto celebrado en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Gijón, que estuvo presidido por la alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso. La acompañaron la consejera de Bienestar Social y Vivienda, Noemí Martín; el director general de Vivienda, Manuel González Orviz, y el concejal de Vivienda y presidente de dicha empresa municipal, Francisco Santianes.
Los flamantes propietarios ya habían tenido trabajo a primeras horas del día, pues tuvieron que firmar las compras en una notaría. Para esta tarde dejan una reunión en la que se constituirá la comunidad de propietarios y que se celebrará en la sede de la Empresa Municipal de la Vivienda y en la que técnicos municipales y responsables de la empresa constructora les aclararán todas sus dudas. Pueden ser bastantes, ya que las viviendas, concebidas por el arquitecto gijonés Diego Cabezudo, son bioclimáticas. Francisco Santianes dijo que, entre otras cosas, «se cuidó la calidad del aire en el interior, se usaron materiales no contaminantes y se eliminaron los campos electromagnéticos. También se reutilizará el agua de la lluvia».
La alcaldesa se mostró asombrada con estos avances y mostró su deseo de que este edificio «sea ejemplo de las viviendas sostenibles, con un estándar de ahorro energético muy importante».
La ayer entregada es la primera promoción de viviendas cuya cabeza visible es el propio Ayuntamiento de Gijón, cosa que celebró la consejera Noemí Martín, quien destacó que «hasta ahora sólo Vipasa construía viviendas, además de la promoción privada, pero ahora se han unido los ayuntamientos de Gijón y Avilés». En opinión de Martín, «se está consiguiendo dar una vuelta al mercado de la vivienda, ya que en 2009 tres de cada cuatro pisos que se construyeron eran protegidos. Tenemos claro que ese es el mejor camino para garantizar el acceso a la vivienda».
Satisfechos
Pero quienes más felices se mostraron fueron los propietarios, como Joana Franco, que acudió a recoger las llaves junto a su marido y su hijo: «Llevamos cuatro años en Gijón y hemos tenido mucha suerte. Queríamos una vivienda donde fuera, luego ya te apañas para ir al centro de la ciudad».
Juan Luis García, que vive en La Camocha «de siempre», reconoce que esta vivienda «me viene de cine. Llevaba mucho tiempo esperando a poder comprar una y opté por esta porque es más asequible».
Es el caso de Adrián Fernández, que asegura que la mayoría de las viviendas de Gijón «tienen un precio disparado. Soy de Pumarín y no me importa que el piso esté lejos. Es una zona muy guapa y tranquila».

Quirós se moja por sus pisos sociales

Los vecinos de las viviendas promovidas por Vipasa en Bárzana se quejan de que las humedades invaden sus casas prácticamente desde que se entregaron, hace un año

LA NEUVA ESPAÑA- 29-12-2010 Bárzana (Quirós), Roberto F. OSORIO

Vilma Mauricio lleva seis meses sin parqué en una habitación. El pasillo de la casa muestra la huella de la humedad a lo largo de cuatro o cinco metros. Un armario hinchado pide recambio. Cuenta con tres habitaciones, una de ellas inhabitable, y la contigua, de su hija pequeña, ya muestra los primeros síntomas. Vilma comenta que entró en la vivienda en diciembre de 2009 y en enero comenzaron a apreciarse las humedades.

Los vecinos de las viviendas sociales de Bárzana llevan un año soportando humedades. En muchos de los quince pisos repartidos en tres bloques se aprecian las huellas del agua y sus moradores creen que las obras de urbanización del entorno fueron la causa de que la humedad este conviviendo con ellos; pero el agua también entra por el tejado y las paredes.

Los pisos a nivel de calle son los más afectados. La humedad sobrepasa el metro de altura en las paredes exteriores. Suelos húmedos de las habitaciones, parqué hinchado, muebles tirados a la basura y rodapiés y ropa con hongos ya se han convertido en el pan nuestro de cada día.

José Luis Suárez y Amparo Gómez viven en un bajo de otro edificio y sufren un problema similar. El pasillo y una habitación no cuentan con parqué. La habitación matrimonial llegó a tener bastante agua por el suelo, que entraba por el tabique contiguo a la acera. José Luis afirma que se marcharía «hoy mismo si encontrara una vivienda en condiciones en Bárzana». Comenta que el agua entraba por la puerta del portal y bajaba a los trasteros, subterráneos. Ahora ha colocado una rejilla delante del portal para solucionar el problema. Amparo comenta que las puertas no cierran y algún mueble tuvo que ir a parar a la basura.

La problemática no es exclusiva de los vecinos de las viviendas bajas. Melcy Hurtado y Maribel Durán viven en un primero y en un segundo pisos, respectivamente, y sus humedades están en el techo. Manchas amarillas y negras en la habitación matrimonial y en el baño contiguo son comunes a ambas viviendas. Se quejaron por escrito a la empresa Viviendas del Principado de Asturias (Vipasa), encargada de la promoción, que les contestó que se trataba de condensación. Según estas vecinas, la ropa se pone blanca y enmohecida en los armarios. Debajo de la ventana de dicha habitación es preciso poner una toalla, pues «suda» mucho. La toalla es preciso escurrirla varias veces al día.

Según los vecinos, estas humedades provienen del tejado o de la fachada, pues sólo se presentan en los techos. Estas viviendas sociales costaron un millón y medio de euros. No presentan una cubierta típica con teja ni aleros, y los vecinos opinan que Quirós, una zona de alta montaña con muchas precipitaciones, no es el lugar más adecuado para instalar este tejado.

La mayoría de los inquilinos de estas viviendas se encuentran indignados con estos problemas que llevan soportando un año. Están cansados de presentar escritos de queja en Vipasa sin tener ninguna respuesta. Una comisión de vecinos fue recibida en el organismo, pero «sólo nos dan buenas palabras, no soluciones». Están hartos y angustiados, pues convivir tanto tiempo con la humedad, teniendo niños pequeños en alguno de los casos, va a perjudicar su salud con el paso del tiempo.

«Voy a comer las uvas en mi piso de Roces, aunque sea en el suelo»

Los 292 adjudicatarios de los primeras viviendas de promoción pública del nuevo área residencial recogen las llaves en Pumarín

EL COMERCIO 31-12-2010 «Voy a comer las uvas en mi piso nuevo, aunque tenga que ser sentado en el suelo y dando las campanadas con una cacerola». José Manuel González se mostraba ayer «contentísimo» al recoger las llaves de su vivienda de promoción pública de Roces. Otros 291 adjudicatarios de pisos hicieron lo mismo en un abarrotado salón de actos del Centro Municipal Integrado Pumarín Gijón-Sur. En el acto de entrega de los inmuebles en régimen de alquiler (los primeros dependientes del Principado en ser ocupados) estuvieron presentes la consejera de Bienestar Social y Vivienda, Noemí Martín; el director general del área, Manuel González Orviz; la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso; y la gerente de Vipasa, Marta Pulgar.
Se trata de dos promociones, de 144 y 148 pisos, distribuidas en cuatro edificios de cinco plantas. Casi un 60% han sido entregadas a jóvenes menores de 35 años y a familias monoparentales. Es el caso de Jaime Pauta González, de 21 años. «Voy ahora mismo a ver la casa, porque ni siquiera me imagino cómo es, solo sé que tiene dos habitaciones», comentaba sujetando la bolsa con la documentación del piso. Era la primera vez que optaba a una vivienda de promoción pública. «He tenido mucha suerte», dice. Las 292 viviendas tuvieron más de 3.000 solicitudes.
El precio que deberán abonar por el alquiler va desde un mínimo de 52 euros a un máximo de 278 al mes, dependiendo de la superficie y de los ingresos. En ningún caso la renta supera el 20% del sueldo de los inquilinos. «He calculado por encima y creo que me voy a ahorrar en torno a un 50% de lo que venía pagando en el piso en el que vivía hasta ahora», comenta Iván Castro Gutiérrez, quien tenía alquilado un piso próximo a la plaza de toros del Bibio.
Los nuevos inquilinos tendrán un mes para hacer la mudanza. Algunos no iban a esperar ni siquiera dos días. «Vine con mi madre para ir ahora mismo a ver si hay que limpiar para empezar a llevar las cajas mañana mismo aprovechando que no trabajo», asegura María Fernández.
«Evitar la exclusión»
La consejera de Bienestar Social de Asturias aprovechó su intervención para reivindicar el papel de la administración pública como garante del derecho «fundamental del acceso a la vivienda» y como vehículo «para evitar la exclusión social en el contexto actual de crisis económica».
La Dirección General de Vivienda iniciará los trámites para ceder a la empresa pública Vipasa la gestión de las plazas de garaje que serán adjudicadas en una nueva convocatoria en la que tendrán preferencia los inquilinos del recién construido barrio de Roces.
La Consejería de Bienestar Social ha informado que en los últimos dos años ha impulsado la construcción de 542 viviendas protegidas en Gijón con una inversión de unos 33,2 millones de euros. Las últimas 292 entregadas han supuesto un desembolso de 1,6 millones de euros.
Además de las entregadas ayer, la empresa Vipasa mantiene abierta la convocatoria para acceder a otras 148 de promoción autonómica en la misma zona y a 102 apartamentos para jóvenes en la Residencia Norte de la Universidad Laboral. Un final de año optimista para todos los adjudicatarios.

Alquiler asequible para los primeros pisos de protección en Roces

«Es una oportunidad única», apunta un arrendatario que se ahorrará 250 euros al mes tras su mudanza desde Pumarín

LA NUEVA ESPAÑA 31-12-2010 Eloy MÉNDEZ – Una multitud de caras sonrientes ocupó ayer el salón de actos del Centro Municipal Integrado Gijón-Sur durante el acto de entrega de los pisos de alquiler de la primera promoción pública construida en la nueva área residencial de Roces. Los 292 adjudicatarios despidieron el año de la mejor manera posible, con las llaves de su nuevo piso en la mano y sabedores de que tendrán que pagar un arrendamiento muy inferior al precio medio del mercado. Como mucho, cada uno de los agraciados abonará mensualmente el 20 por ciento de su salario.

Alba Tovar salía a primera hora de la tarde del complejo municipal de Pumarín acompañada por uno de sus dos hijos y con los papeles que le dan derecho a una vivienda de 64 metros cuadrados en alto. «Era la primera vez que participaba en un sorteo de estas características y puedo decir que estoy encantada porque necesitaba algo así muchísimo», decía esta madre de 23 años que compartirá hogar con su pareja y los pequeños. «Pagaremos muy poco, tal y como están las cosas a día de hoy», añadía.

Minutos antes, había escuchado las explicaciones de la consejera Noemí Martín, que destacó la fuerte inversión pública en vivienda de protección realizada por el Principado durante los dos últimos años en Gijón, que asciende a los 33,2 millones de euros. «La semana que viene se acaba el plazo para presentarse al sorteo de los minipisos de la Laboral y todavía tenemos que entregar otros 148 pisos en Roces», destacó. Todos ellos están promovidos por Vipasa, el organismo autonómico que ayer estuvo representado en el acto de Gijón-Sur por su gerente, Marta Pulgar, «la casera de los nuevos residentes», según comentó la propia Martín.

También la alcaldesa de la ciudad, Paz Fernández Felgueroso, tuvo palabras de elogio para las políticas impulsadas por el Gobierno regional que «permitirán que un buen número de ciudadanos acceda a un derecho fundamental como es tener un hogar». En este sentido, destacó las iniciativas puestas en marcha por diferentes cooperativas vecinales y sindicales en el concejo, así como la primera promoción impulsada por la Empresa Municipal de la Vivienda, que entregó sus pisos de La Camocha hace unos días.

«Es una oportunidad única», apuntó Mamur Diagne, un senegalés que se hizo con un inmueble de 90 metros cuadrados donde residirá con su mujer y sus cuatro hijos. «Ahora pago 400 euros por un alquiler en la calle Severo Ochoa, en pleno barrio de Pumarín, frente a los 150 que tendré que dar en cuanto llegue a Roces», concluía, visiblemente satisfecho. Historia similar a la de Rosario Vallina, que dejará su casa en El Llano por otra de 60 metros cuadrados «que me saldrán mucho más barata». O la de Iván Castro, que se ahorrará más de 300 euros al mes por abandonar El Bibio para engrosar el vecindario de la cada vez más pujante área residencial de Roces.

La construcción de viviendas cayó un 63 por ciento en la ciudad durante 2010

Un informe de la patronal CAC-Asprocon revela que este año se iniciaron 608 pisos en Gijón, frente a los 1.687 del ejercicio anterior
LA NUEVA ESPAÑA- 31-12-2010 – Miriam SUÁREZ
Entre el 1 de diciembre de 2009 y el 30 de noviembre de 2010, se iniciaron en Gijón 608 pisos, frente a los 1.687 del ejercicio anterior. Esa diferencia de 1.079 viviendas refleja una caída del 63,96 por ciento en el volumen de obra nueva. Estos datos forman parte del informe que la patronal asturiana de la construcción, CAC-Asprocon, elabora al cierre de cada año para tomarle el pulso al mercado inmobiliario del Principado.

De este análisis empresarial se desprende que “la tendencia sigue siendo a la baja”, como consecuencia de una crisis económica generalizada que ha castigado con especial contundencia al sector de la construcción. La disminución de la actividad edificatoria ha sido, en el caso de Gijón, muy superior a la media regional, que se sitúa en torno al 40 por ciento. Sólo Llanera, Llanes y Siero presentan porcentajes más negativos.

Los datos relativos al número de edificios residenciales inciden en el descenso de la actividad constructiva: de 45 bloques se ha pasado a 17. Según los cálculos de la CAC-Asprocon, las nuevas edificaciones suman una superficie de 95.937 metros cuadrados, 159.068 metros menos que el año pasado. Todo ello repercute directamente en el presupuesto de ejecución material de las obras, que ha bajado de 85,3 millones de euros a 33,6. La inversión ha descendido, por tanto, en 51,6 millones.

Aun así, Gijón supera las cantidades registradas en el resto de municipios asturianos, a excepción de Oviedo, donde se gastaron 53,2 millones de euros en la construcción de viviendas nuevas en bloque. El Área Residencial de Roces sigue siendo, hoy por hoy, la principal fuente de trabajo para las empresas promotoras. Las obras en la zona comenzaron hace dos años, lo que supuso un alivio para el sector en pleno estallido de la burbuja inmobiliaria. Los constructores gijoneses consideran que este nuevo barrio que se está levantado al otro lado de la Ronda Sur ha salvado a más de una empresa. En el Área de Roces están previstos unos 3.700 pisos, en su mayoría sujetos a protección. El ámbito de actuación está plagado de grúas, aunque hasta la fecha sólo se han entregado las llaves de cinco lotes de viviendas, dos de promoción pública y tres de iniciativa privada.

El precio del metro cuadrado en rehabilitación se incrementó un 189 por ciento

LA NUEVA ESPAÑA-31-12-2010 M.S.- El Área Residencial de Roces nació para poner en el mercado vivienda a precios asequibles y ha acabado convirtiéndose en un balón de oxígeno para la construcción. Pero ésta no ha sido la única baza de la Administración para estimular la actividad del sector en tiempos de crisis. Tanto el gobierno local como el autonómico también han tratado de fomentar la rehabilitación, una apuesta política que este año no ha obtenido grandes resultados, a juzgar por los datos que ha recabado la CAC-Asprocon en su informe interanual.

Por primera vez, el número de viviendas rehabilitadas desciende en el Principado de Asturias. En el caso concreto de Gijón, sin embargo, la cifra se mantiene en 39. No ocurre lo mismo si lo que se computan son edificios y no viviendas: se ha pasado de 36 rehabilitaciones a 25, variación que representa un descenso del 30,56 por ciento. La superficie media reformada es de 394 metros cuadrados y su precio presenta un incremento del 189,82 por ciento.

La patronal de la construcción señala que, en 2009, ese precio era de 186,19 euros y, en este último año, ha subido a 539,60. Gijón es la segunda localidad asturiana, por detrás de Avilés, que mayor subida ha experimentado. Todos los datos del informe de la CAC-Asprocon se refieren al período comprendido entre el 1 de diciembre de 2009 y el 30 de noviembre de 2010, y se comparan con el ejercicio diciembre 2008-noviembre 2009. “Resaltar que en el filtrado referente a la rehabilitación, no se han contabilizado aquellos registros que no supongan una rehabilitación destinada a vivienda”, puntualiza el informe realizado por la patronal de la construcción.

Menos chalés, más pequeños y con un precio de ejecución ligeramente superior a 2009

LA NUEVA ESPAÑA-31-12-2010- M.S. – La Confederación Asturiana de la Construcción (CAC) no sólo analiza la situación que atraviesa la vivienda nueva en bloque. También fija su atención sobre la edificación unifamiliar. A 30 de noviembre de 2010, en Gijón habían empezado a construirse 70 casas. En la misma fecha de 2009, la cifra ascendía a 84. El descenso de actividad, en este caso, es del 16,67 por ciento. La CAC, de la que ahora forma parte la Asociación de Constructores y Promotores de Gijón (Asprocon), apoya su estudio en los visados del Colegio de Aparejadores del Principado de Asturias. Según esta fuente, ha disminuido el número de casas y también su tamaño. Si en 2009, la superficie media rondaba los 307 metros cuadrados, en 2010 se sitúa en 293.

En cuanto al precio, los datos revelan una tendencia inversa: esto es, ha aumentado ligeramente. El metro cuadrado de una vivienda unifamiliar construida en Gijón costaba 495 euros en el año 2009. En este último ejercicio, el precio ascendía a 556 euros, siguiendo la misma línea que el resto de concejos del Principado. A la hora de calcular costes y precios, el informe elaborado por la patronal de la construcción no incluye ni licencias ni tampoco los impuestos aplicables a este tipo de obras.

Cuando la vivienda toque suelo no rebotará sino que se arrastrara mucho tiempo

“Cuando la vivienda toque suelo estará arrastrándose en él durante mucho tiempo”
“Después de tres años de sequía hemos cerrado operaciones, operaciones de viviendas de protección, operaciones con cooperativas y operaciones de ingeniería financiero-inmobiliaria”.

…el protagonismo que tendrá la banca en el escenario de vivienda en el próximo año. “El objetivo es sacar activos del balance de los bancos”
Los últimos datos cifraron en 181.000 millones de euros los activos inmobiliarios ‘problemáticos’ de bancos y cajas.

Burbuja.info habla de la VP por iniciativa privada

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>