Archivos

Fotos

2MV_13 2MV_15 2MV_31 marcha08

¿Porqué Sanjurjo quería desterrar a los vecinos de El Muselín?

Según las noticias aparecidas en prensa:
El desalojo del barrio de El Muselín previsto por el anterior equipo de gobierno municipal no tiene sentido alguno, al menos con el argumento de la inestabilidad del terreno sobre el que se asienta que, apuntaban, suponía «un grave peligro» para sus vecinos.
El origen del estudio de estos expertos de la Universidad de Oviedo nace del interés de la Alcaldía de Gijón de conocer la realidad del subsuelo del barrio de El Muselín. Carmen Moriyón, cuando accedió a la máxima responsabilidad municipal, se encontró con varios informes, unos avalados por el anterior equipo de gobierno socialista y otro de los propios vecinos de la zona. Los primeros hablaban de la inestabilidad del terreno. El PSOE pretendía desalojar, aunque a años vista, a los vecinos para que el entorno fuera zona verde. No había otra opción, aseguraban, para garantizar la seguridad de la población. Los vecinos de El Muselín siempre desconfiaron de ese objetivo y, además de movilizarse, encargaron su propio estudio. Conclusión: el terreno era sólido y seguro. Ahora, otro estudio refrenda la postura de los vecinos.
…desde el punto de vista estrictamente técnico, sobre el futuro de El Muselín: no hay justificación alguna para desalojarlo de su actual ubicación. Así, reitera que si se aplica el mismo criterio en toda Asturias, con lo que llueve en la región y las laderas pendientes en las que se construyen viviendas, «sería necesario desalojar a media región».

Un error mayúsculo

Lo inexplicable de decretar la extinción de un barrio y que la geología no vea peligro

JAVIER MORÁN Es muy fuerte el asunto de que un Plan General de Ordenación (PGO) decrete la extinción de un barrio, por peligro de hundimiento, y que al cabo de unos pocos meses un informe de especialistas asegure que no existe riesgo geológico en tal espacio. Es muy fuerte poner en vilo a todo un vecindario, pero eso es lo que ha sucedido con el PGO de Gijón, el «Plan Sanjurjo», ya que después de que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias anulase el ordenamiento anterior el citado concejal del PSOE se puso al frente del equipo redactor de uno nuevo.

El barrio de autos es el Muselín, una especie de balconada sobre el puerto gijonés, pero bajo los tanques de gas que coronan la Campa Torres y con vistas directas a la nueva planta regasificadora y otros ingenios portuarios. Cuando la dársena gijonesa era virgen, el emplazamiento del Muselín hubiera sido digno de la costa azul, pero hoy es un lugar enclavado entre elementos industriales. Pero es lo que hay. La mayoría del pueblo soberano no vive donde quiere, sino donde puede, y eso no debería ser motivo para anunciar un desahucio paulatino.

La pregunta ahora mismo es evidente: ¿en que se basó el «Plan Sanjurjo» para dar la señal de alarma? Alguna explicación tiene que haber en este sentido, porque, de lo contrario, la responsabilidad de alterar innecesariamente la paz de los vecinos de el Muselín es verdaderamente seria.

Por tanto, hacen falta unas cuantas explicaciones, y muy creíbles, porque el error ha sido mayúsculo. En esta tesitura incluso cobran valor las hipótesis de que al barrio se le sacaba de su sitio por motivos inconfesables. Por ejemplo, que la proximidad a la regasificadora supone un riesgo real, pero en eso no pensaron el puerto ni el Principado antes de dar luz verde a su construcción. Así pues, un lío nos conduciría a otro, sobre el que además la anterior Administración regional ha sido sospechosamente indolente.

El Muselín no se mueve

Ni se vendrá abajo, ni se justifica su desalojo por problemas de seguridad. Foro dispone de un informe que avala el Muselín donde está, donde siempre.
EL COMERCIO 13-11-2011

Injustificable. El desalojo del barrio de El Muselín previsto por el anterior equipo de gobierno municipal no tiene sentido alguno, al menos con el argumento de la inestabilidad del terreno sobre el que se asienta que, apuntaban, suponía «un grave peligro» para sus vecinos.
«Si por argayos de este tipo se tiene que desalojar a todo un barrio, habrá que hacer lo propio con media Asturias», señaló a EL COMERCIO Pedro Farias Arquer, profesor de la Facultad de Geología de la Universidad de Oviedo y coautor, junto con otros tres compañeros de la misma, del estudio geológico sobre El Muselín realizado por encargo del equipo de gobierno de Foro.

«El terreno de El Muselín es absolutamente sólido. No hay deslizamientos superficiales. Lo que sí existen son taludes, desde hace miles de años que, en determinadas circunstancias, pueden ocasiobar argayos, pero eso no justifica desalojar todo un barrio, Lo que hay que hacer es actuar sobre ese problema, como se hace en otros muchos lugares», señaló Pedro Farias Arquer.
El origen del estudio de estos expertos de la Universidad de Oviedo nace del interés de la Alcaldía de Gijón de conocer la realidad del subsuelo del barrio de El Muselín. Carmen Moriyón, cuando accedió a la máxima responsabilidad municipal, se encontró con varios informes, unos avalados por el anterior equipo de gobierno socialista y otro de los propios vecinos de la zona. Los primeros hablaban de la inestabilidad del terreno. El PSOE pretendía desalojar, aunque a años vista, a los vecinos para que el entorno fuera zona verde. No había otra opción, aseguraban, para garantizar la seguridad de la población. Los vecinos de El Muselín siempre desconfiaron de ese objetivo y, además de movilizarse, encargaron su propio estudio. Conclusión: el terreno era sólido y seguro. Ahora, otro estudio refrenda la postura de los vecinos. Las conclusiones del trabajo realizado por los profesores de la facultad de Geología de la Universidad de Oviedo aún está ‘caliente’. Fue entregrado esta misma semana al Ayuntamiento y, de alguna forma, supondrá un punto de inflexión para la alcaldesa, Carmen Moriyón, a la hora de tomar una decisión de futuro sobre El Muselín. De hecho, fue la propia alcaldesa la que hizo las gestiones pertinentes ante el decano de la facultad de Geología para disponer de un estudio riguroso y, sobre todo, independiente, del subsuelo del barrio.
Según explicó Pedro Farias a este periódico, la metodología del trabajo se centró en hacer un mapa geológico de la zona y analizar la dinámica de la ladera, los deslizamientos, argayos, desplomes, etcétera. Así, después del análisis geológico del sustrato y del análisis del relieve, realizado mediante la aplicación de un Sistema de Información Geográfica, se llegó a la conclusión de que la zona se encuentra en un sustrato rocoso, con dos sistemas de fallas perpendiculares, que crean una especie de bloques en el subsuelo, susceptibles de deslizarse. «Además -señaló el experto geólogo- llama la atención la superficie de la topología del barrio, que es específica de El Muselín y ni siquiera llega a otras zonas de Jove. Podría parecer que hubo canteras en la zona, pero sólo hubo una. Luego, puede haber deslizamientos de ladera que afecten al sustrato, a grandes volúmenes de roca, pero nunca superficiales. De hecho, las casas de El Muselín no tienen grietas. Esos deslizamientos pueden tener miles de años».
Igualmente, no se puede olvidar mencionar la peculiar ubicación de El Muselín, en una ladera muy expuesta a la mar antes de que se iniciara la construcción del puerto de El Musel. La acción de la mar tenía un importante efecto de desgaste que ahora ha desaparecido con el contrafuerte de la obra del puerto exterior gijonés.
Más de un año de polémica
Con todos los elementos sobre la mesa, Pedro Farias Arquer es concluyente, desde el punto de vista estrictamente técnico, sobre el futuro de El Muselín: no hay justificación alguna para desalojarlo de su actual ubicación. Así, reitera que si se aplica el mismo criterio en toda Asturias, con lo que llueve en la región y las laderas pendientes en las que se construyen viviendas, «sería necesario desalojar a media región».
Es evidente que nunca se aplican este tipo de medidas drásticas por estos motivos, aunque muchos vecinos de toda Asturias están abocados a posibles argayos en las zonas donde viven. «Lo que hay en El Muselín -expuso el experto geólogo- son taludes, desde hace miles de años y, en zonas muy concretas y localizadas, puede haber argayos en momentos puntuales. Lo que hay que hacer, en esos casos, es localizar los puntos conflictivos y hacer los tratamientos oportunos para evitar, en lo posible, los desprendimientos, pero esos casos puntuales, insisto, en ningún caso justifican desalojar a todo un barrio».
El estudio de los profesores de la facultad de Geología de la Universidad de Oviedo fue realizado en los últimos dos meses y está fundamentado en una amplia, técnica y compleja documentación, que será presentada, de forma oficial, por el Ayuntamiento de Gijón el próximo mes de diciembre, aunque los detalles generales y las conclusiones son las que expone Pedro Farias en estas líneas.
Es evidente que su globalidad difiere, de manera frontal, con los postulados defendidos en su día por el equipo de gobierno socialista del Ayuntamiento de Gijón y, más en concreto, por el concejal delegado de Urbanismo, Pedro Sanjurjo. La ‘caja de los truenos’ se abrió a mediados del mes de julio de 2010, cuando Sanjurjo desveló algunas de las líneas generales previstas por los socialistas para la revisión del Plan General de Ordenación. Una de ellas, quizás la más sorprendente, era poner sobre el papel la desaparición del barrio de El Muselín. ¿Los motivos? El terreno era supuestamente peligroso para ellos y pretendían crear en la zona un gran parque público.
Como era de prever, la iniciativa encendió los ánimos entre los vecinos de la zona, unos 200 en un centenar de viviendas, según aseguró el propio Ayuntamiento. No entendían esta postura municipal, desde su punto de vista, injustificada, y empezaron a suscitarse todo tipo de rumores, de intereses supuestamente ocultos del Ayuntamiento. No encontraban los vecinos otra justificación para una medida tan drástica. Desde el Ayuntamiento se intentó suavizar el asunto, aduciendo que se podía estar hablando de muchos años antes del desalojo y, también, afirmando que se respetarían los derechos de los vecinos. Nada calmó los ánimos. Al final, el objetivo era el mismo: hacer desaparecer el barrio. Se volvió a recuperar la asociación de vecinos y se entró en una interminable guerra de protestas, de recursos y de cuestiones legales. Con todo ello, llegó la campaña electoral y el cambio de gobierno municipal.
Claras conclusiones
Ahora, desde Foro se quiere empezar de nuevo. Lo primero, un estudio geológico independiente, que ha dado el resultado citado con anterioridad. Sus principales conclusiones no tiene lugar a la duda: «El Muselín se encuentra situado sobre varios deslizamientos que afectan al sustrato rocoso de la ladera. Éstos tienen miles o decenas de miles de años de antigüedad, son inactivos y están estabilizados. Se descarta la actividad futura de estos deslizamientos, dado que su factos desencadenante, la acción erosiva del mar en la base del acantilado, fue desactivada por la construcción de El Musel. En la actualidad no existen indicios de incestabilidades ligadas a deslizamientos superficiales activos en el área de El Muselín. No se detectan grietas en el terreno ni tampoco en fachadas o en el interior de los edificios que evidencien movimientos del terreno ligados a este tipo de fenómenos».
Difícilmente se podrá decir más claro que El Muselín, a decir de estos expertos, está tan seguro como lo pueden estar centenares de pueblos de Asturias. ¿Puede afectarle algún argayo? Claro que sí. No se descartan, sobre todo en épocas de mucha lluvia, pero, a decir de los técnicos, de eso a cerrar el barrio media un abismo.

Los geólogos aconsejan el control de taludes en El Muselín, pero niegan el riesgo de derrumbes

El informe de la Universidad indica que los deslizamientos de la ladera son «inactivos» y se encuentran «estabilizados»
LA NEUVA ESPAÑA 15-11-2011
En la actualidad «ni existen indicios de inestabilidades ligadas a deslizamientos superficiales» en El Muselín «ni existen grietas en el terreno, en las fachadas o en el interior de los edificios que evidencien movimientos del terreno ligados a este tipo de fenómeno». El informe encargado por el Ayuntamiento a la Facultad de Geología para determinar la estabilidad de la ladera donde se asienta este barrio gijonés contradice radicalmente la postura que había venido defendiendo el anterior equipo de gobierno, del PSOE, que aconsejaba una transformación «gradual y negociada» de la zona para convertirla en parque verde debido a «los problemas geológicos y riesgos de desprendimientos». Sí aconseja el informe de la Universidad el estudio y control adecuado de escarpes para evitar desprendimientos en el futuro, pero se trata de «zonas muy puntuales», aclara Pedro Farias Arquer, experto en Geología Estructural del Noroeste peninsular, y coautor, junto a otros tres profesores de la Facultad de Geología, del estudio encargado por Foro.

El avance de conclusiones del trabajo que tendrá en su poder el equipo de gobierno mañana mismo recoge que los deslizamientos que afectan al sustrato rocoso de la ladera de El Muselín son «inactivos» y se encuentran «estabilizados». Apunta Farias que tienen miles o decenas de miles de años de antigüedad y descarta cualquier actividad futura porque el principal factor desencadenante, la erosión del acantilado por efecto del mar, fue neutralizada con la construcción del puerto de El Musel. «Estamos completamente seguros», afirma el investigador principal del estudio.

Los trabajos desarrollados por el equipo de la Universidad de Oviedo incluyeron el estudio del sustrato rocoso y las formaciones superficiales, así como los fenómenos ligados a la dinámica actual y pasada de la ladera. Con toda la documentación recabada se han elaborado mapas detallados de tipo geológico y geomorfológico que permitirán concretar cuáles son los escarpes (declives abruptos y empinados del terreno) más activos o que requieren de una análisis más detallado. En cualquier caso, el avance de conclusiones entregado el pasado jueves a la concejala de Urbanismo señala expresamente que los desprendimientos de rocas que pudieran producirse en varios taludes de la zona responden a una actividad «puntual» y ligada, sobre todo, a episodios de precipitaciones intensas. «Aunque no suponen riesgo para el barrio en su conjunto, pueden producir daños puntuales». En consecuencia, el informe recomienda un control adecuado de esos escarpes «con vistas a la prevención de posibles desprendimientos futuros». Pedro Farias explica que no hay razón alguna para prever el desalojo del barrio. La decisión planteada por el anterior equipo de gobierno encendió los ánimos de los vecinos, que encargaron su propio informe geológico-geotécnico. Como el que ahora presenta la Universidad de Oviedo, el trabajo determinaba que no existía riesgo alguno.

Las únicas precauciones que cabe adoptar ante los pequeños desprendimientos que pudieran producirse en épocas de grandes lluvias incluyen el tratamiento con mallas metálicas o bulones igual que se viene haciendo en otros taludes o escarpes rocosos de la región. En cualquier caso, indica Pedro Farias, es una decisión que corresponde a la Administración. Para concretar este aspecto, «se presentará un mapa de posible actividad y argayos en escarpes de El Muselín», concretó el profesor de Geología.

Respecto al trabajo realizado, a Farias le llama la atención la morfología de la ladera: con zonas relativamente llanas alternando con escarpes. Una situación que, según los expertos, podría estar vinculada a la existencia de canteras, pero lo cierto es que sólo existe una explotación de este tipo en la zona. La singularidad del terreno reside precisamente en los desprendimientos de rocas en algunos escarpes que, en cualquier caso, se encuentran muy localizados y no entrañan riesgo de deslizamientos.

«Hemos ganado una batalla y hay mucha alegría en el vecindario»

«Ahora el futuro pasa por urbanizar y adecentar la zona para que seamos como un barrio más de Gijón»
LA NUEVA ESPAÑA 15-11-2011
Seguramente haya acogido el informe geológico favorable a la pervivencia del barrio con más alegría que nadie. Ángel Piñera preside la asociación vecinal de El Muselín, un colectivo que se recuperó para luchar contra la desaparición del vecindario prevista en el Plan General de Ordenación (PGO) y que ahora ve cómo se le empieza a dar la razón desde el Ayuntamiento tras la intensa lucha mantenida contra el anterior concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo.

-¿Comienzan a ver la luz al final del túnel?

-No cabe duda. El informe ha sido una noticia bárbara. Ya ganamos una batalla que teníamos con Sanjurjo y de momento hay mucha alegría en el barrio.

-¿Cómo lo han recibido los vecinos?

-Estaba fuera y me fueron llamando casi todos para contármelo.

-¿Han visto el informe?

-No lo vimos todavía. Estuvieron estos días de atrás por aquí los geólogos y yo le dije a la gente que los dejaran actuar y que si querían entrar en alguna casa les facilitaran las labores. Me habían comentado en el Ayuntamiento que en la segunda quincena posiblemente les dieran el informe y al final se adelantaron a la primera.

-¿Qué les ha parecido lo que saben del informe?

-Estupendo. Es más o menos el mismo que el que hizo el geólogo que nosotros habíamos contratado. Antes de todo, en las reuniones que tuve con Sanjurjo, yo me basaba en que para hacer el Príncipe de Asturias, el primer espigón que se ve desde Gijón, hubo voladuras de una cantidad enorme de dinamita y no cayó ninguna casa. Sólo esporádicamente rompió algún cristal.

-Por lo tanto es un calco del informe que encargaron ustedes.

-Sí. Hablé con el geólogo que contratamos y me ha dicho que el informe de la Universidad dice más o menos lo mismo que el suyo. Ahora tenemos que hablar con la concejala de Urbanismo a ver qué pasa con el PGO.

-¿Qué pasos les quedan en la lucha?

-Que el Ayuntamiento se ponga a estudiar el PGO y ver qué se puede tocar y qué no se puede hacer. Pero, en principio, ya nos dicen que en El Muselín estamos bien. Ahora el futuro pasa por urbanizar esto y adecentarlo, porque hace muchos años que no dejaban hacer nada. Que seamos como un barrio más de Gijón.

-¿Qué necesidades de arreglos hay?

-Arreglos de fachadas, tejados y asfalto en las carreteras. Son cosas que hay que ir poco a poco haciéndolas para que seamos como un barrio más de Gijón.

-¿Siguen convencidos de que había algo detrás en la decisión del anterior gobierno?

-Yo siempre dije que aquí había algo. Habíamos sospechado de la regasificadora y luego, si desaparecía el barrio, quedaban alrededor de unos 90.000 metros cuadrados para el puerto. Además luego apareció la cuarcita, un órdago muy grande que tenían ellos. En una palabra, nos echaban con una mano delante y otra detrás, la regasificadora echaba a andar y la cuarcita la explotaban ellos.

-¿Seguirán movilizándose?

-De momento no. La gente quería ir a la casa de Sanjurjo, pero les dije que no porque estamos en período electoral y eso no se puede hacer ahora. Pero posiblemente haremos algo en el futuro.

-El informe sí que advierte del riesgo de argayos en algunos puntos.

-Eso es relativo a la zona de Portuarios, donde hay una pequeña fisura. Pero no hay problema según dicen los geólogos. Además, es una zona en la cual no hay ninguna casa ni arriba ni abajo.

BA-UNA exige responsabilidades al anterior gobierno municipal por el caso de El Muselín

LA NUEVA ESPAÑA 16-11-2011
Bloque por Asturies-UNA, tras conocer el informe geológico de la Universidad que garantiza la estabilidad de El Muselín, pide «depurar responsabilidades» del anterior gobierno municipal por intentar desalojar el barrio. Las críticas de la coalición se centran en la ex alcaldesa Paz Fernández Felgueroso y el ex concejal de Urbanismo Pedro Sanjurjo, cuya política urbanística «se basa en mentiras».

¿No estaba IU-BA-LV en el anterior gobierno municipal? ¿Se exigen responsabilidades a sí mismos?

El mensaje de Moriyón en Facebook

«Si hace pocos días me llevaba la mayor alegría desde que soy alcaldesa con El Muselín, hoy me han enviado este mensaje para intentar, aunque sin conseguirlo, darme un disgusto. No sé si será verdad o mentira, pero no me extrañaría que lo utilizasen como parte de su campaña del 20-N. Y no tengo nada que esconder ni justificar, ni me preocupa lo más mínimo lo que puedan decir, pero estas cosas no me parecen tolerables. Nosotros estamos aquí para trabajar por Gijón y los gijoneses, no para pelearnos con estos ataques con los demás grupos políticos»

El PSOE mantiene que el subsuelo de El Muselín imposibilita garantizar los servicios al barrio

«¿Quién va a asumir la responsabilidad si se producen más desprendimientos?», pregunta Begoña Fernández a Moriyón
«Si en el futuro, como ya ocurrió en el pasado, se producen desprendimientos en El Muselín, ¿quién va a asumir la responsabilidad?». La concejala socialista Begoña Fernández remataba ayer con esta pregunta una batería de cuestiones destinada a intentar concretar qué planes tiene el gobierno de Carmen Moriyón para el barrio de El Muselín. El PSOE quiere oír la opinión del gobierno local sobre la ordenación de El Muselín. El principal partido de la oposición busca así dar el salto del debate técnico al político, pero recordando antes que el reciente estudio geológico sobre la zona encargado por FAC a la Universidad de Oviedo no es el único. Ni siquiera el primero.

«No vamos a entrar a discutir sobre informes técnicos, los respetamos todos, pero éste es el quinto informe específico que se hace sobre El Muselín. Y en el punto de partida están otros dos informes sobre el subsuelo de Gijón, uno del Instituto Geológico y Minero de España y otro de Manuel Gutiérrez Claverol, de la Universidad de Oviedo. Todos coinciden en que el acondicionamiento de El Muselín para que tenga las mismas condiciones de habitabilidad que cualquier barrio conlleva importantes riesgos geológicos», explicaba Fernández antes de recordar los desprendimientos fechados en la zona en los años 1913, 1976, 1997 y 2001.

Estos informes, estas experiencias históricas y sugerencias como las que hace el Código Técnico de la Edificación, que considera terreno desfavorable para la construcción aquel con pendientes superiores al 15% -en El Muselín las hay hasta del 45%-, llevaron al anterior gobierno socialista a rechazar hacer el desarrollo residencial de la zona previsto en el denominado Peri 17, vinculado al plan Rañada. Su alternativa en actual el Plan General era convertir con el tiempo ese espacio en un parque público. «Nunca hablamos de un riesgo inminente de derrumbes ni de desalojos. El problema de El Muselín es de consolidación como zona residencial de la ciudad», aseguraba ayer la concejala del PSOE.

Fernández aseguró que la singular situación de El Muselín y los problemas que puedan derivarse de intervenciones físicas en el subsuelo hacen casi imposible dotar al barrio de los servicios que tienen los vecinos del resto de la ciudad. «Hoy por hoy no se pueden garantizar servicios tan básicos como que pase el camión de la basura», matizó la edil socialista. De hecho, los vecinos de El Muselín sumaron a su satisfacción por el informe geológico aportado por la Universidad de Oviedo al gobierno de Moriyón su petición de urbanizar y adecentar la zona «para que seamos un barrio más de Gijón».

La portavoz del Grupo municipal Socialista defendía con estos argumentos la decisión del anterior equipo de gobierno, del que formaba parte como edil de Empleo. «Nosotros adoptamos una decisión responsable», aseguraba. Y al tiempo recordaba que el proyecto tenía un calendario de ejecución de décadas -«como ocurrió con Los Pericones, que se desarrolló durante treinta años», sentenció- y daba garantías económicas a los actuales propietarios a través de un plan de compra de los terrenos supervisado por el Ayuntamiento. El sistema general de El Muselín se asocia en el PGO a los polígonos de actuación de la Ronda Oeste y la avenida del Príncipe de Asturias. Sus promotores estaban obligados a adquirir los 80.500 metros cuadrados de El Muselín a sus propietarios y entregárselos al Ayuntamiento para generar un parque público.

¿Y quien va a asumir la responsabilidad en caso de hundimientos en las parroquias afectadas por Mina La Camocha? Para estos otros riesgos geológicos, los redactores del PGO y el gobierno que lo aprobó tienen otra bara de medir, justo al contrario de su enfoque con el Muselín. Queda claro que lo que ven los vecinos y lo que refrendan estudios de la Univeridad y de SADIM no es lo que le interesa al PSOE. Prefiere marear con un camión de la basura que, por cierto, sí pasa por el barrio.
¿Quien asumió responsabilidades en los hundimientos y problemas ya generados por subsuelos con explotaciones mineras, como en Gillón, Ablaña, Sama- La Felguera? ¿Y en los derrumbes por deslizamientos de laderas que ya ha habido en múltiples lugares de Asturias? ¿Qué se esconde en este interés por asignar un especial peligro geológico a el Muselín y en negar otros riesgos en otras zonas?. Con los peligros que el PSOE ve en la Campa Torres ¿estarían entonces seguras las bombonas?

El Muselín, a debate en una reunión extraordinaria

Los técnicos que han realizado los diferentes estudios asistirán a una comisión específica de Urbanismo en diciembre
EL COMERCIO 19-11-2011 OLGA ESTEBAN
Los cuatro grupos municipales han acordado celebrar el próximo mes una reunión extraordinaria de la Comisión de Urbanismo para tratar, de forma específica, el futuro de El Muselín. Así lo decidieron ayer los miembros de esta comisión, después de que el equipo de gobierno les presentara el último estudio sobre las condiciones del subsuelo del área. Este último informe, el quinto que recibe el Ayuntamiento sobre El Muselín (el séptimo si se tienen en cuenta dos estudios anteriores genéricos sobre el subsuelo de Gijón y que ya mencionaban los problemas del área), ha sido realizado por la Universidad de Oviedo y, según el equipo de gobierno, desmiente la necesidad de desalojar el barrio en el futuro.
Las dudas que los grupos de la oposición han planteado sobre las decisiones que hay que tomar respecto a la desaparición o no del núcleo han llevado a convocar esta reunión extraordinaria, en la que no sólo participarán los autores del último estudio, sino que también se invitará a los técnicos responsables de todos los informes anteriores. El presidente de la Comisión de Urbanismo, el edil del PP Pablo Fernández, aseguraba ayer que todos los grupos habían tomado esta decisión tras comprobar que ningún informe es «concluyente». No opina igual el equipo de gobierno.
La concejala de Urbanismo, Lucía García, considera que el estudio que ellos encargaron sí es concluyente, pero que el PSOE «intenta justificar» la decisión que tomó en su momento de convertir en el futuro el barrio de El Muselín en un gran parque público. Según la concejala de Foro se trata de invitar a los técnicos para que expliquen las conclusiones de su trabajo, en el que ya se recoge, asegura, que para las actuaciones urbanísticas futuras habría que hacer «estudios complementarios».
El equipo de gobierno está tan seguro de que el último estudio es concluyente que ya ha anunciado que modificará el Plan General de Ordenación para volver a cambiar la calificación de El Muselín. Por contra, el grupo municipal del PSOE cree que, si bien el desalojo no es urgente porque no existe un peligro inmediato, sí hay riesgos de problemas con el subsuelo si se decide acometer las obras necesarias para dotar al barrio de los servicios de los que aún carece, como ampliación de viales.
Por esto, el portavoz del grupo, Santiago Martínez Argüelles, criticó «las conclusiones precipitadas y superficiales que ha extraído la alcaldesa del informe técnico elaborado por miembros de la Universidad». Según Martínez Argüelles, «un asunto de esta envergadura, en el que están implicadas muchísimas personas, legítimamente preocupadas por el futuro de sus vidas y de sus propiedades, merece ser tratado con un poco más de respeto, seriedad y solvencia de la que ha demostrado hasta este momento el gobierno municipal».

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>