Archivos

Fotos

2MV_17 marcha01 marcha07 marcha09

Plan de Jove

Hemos visto como el Gobierno del Principado destinaba millones de euros a aliviar el stok de viviendas que los constructores no logran vender, hemos visto como compraba también las viviendas de protección pública de Roces al no encontrar compradores para ellas, hemos visto como subía el precio de la vivienda protegida mientras bajaba el precio de la libre, hemos visto como se ofertan para inversión otras viviendas protegidas de Roces Residencial, todo esto a la vez que nos hablaban de brotes verdes y recuperación de precios y ventas.
Y ahora, incluso cuando el gobierno central ya reconoce la quiebra inmobiliaria, tenemos que ver como siguen en más de lo mismo, ladrillo y más ladrillo, dispuestos a destinar hasta el último euro de crédito en atender las demandas de los constructores, aprobando planes como el de Jove (o como el PGO en tramitación) con la excusa de los necesitados de vivienda, cuando para la gran mayoría de ellos la vivienda protegida sigue resultando inasequible, cuando crecen el número de desaucios, de viviendas vacías y de familias en la pobreza.
Más de lo mismo tantas veces comentado ¿No son ya suficientes?. ¿Queda alguien que no vea cual es la realidad actual y el panorama que se presenta? Parece que sí: los hay que, a pesar de las contundentes alegaciones formuladas al PGO, quieren interpretar la ausencia de marchas populares contra los planes urbanísticos como una aceptación de los mismos y no quieren ver que el negocio ladrillero contra el que salieron a la calle miles de personas se acabó, que lo que ahora nos toca padecer a los ciudadanos es el aumento de los impuestos, el paro, el recorte de las prestaciones sociales y los derechos, o sea pobreza y necesidad. Es a eso a lo que toca enfrentarse ahora.
Y terminando con lo del plan de Jove, más de lo mismo también en lo que se refiere a respeto por las leyes y el medio ambiente.

La zona rural alega contra el plan de Jove por «alterar sustancialmente el territorio»

El Colectivo de Vega sostiene que la actuación «desborda la simple modificación urbanística» y debería «tener encaje» en la revisión del PGO
LA NUEVA ESPAÑA – 4-12-2010 Miriam SUÁREZ
La reclasificación del suelo afectado por el plan especial de Jove es de tal magnitud que desborda los parámetros que acogen las simples modificaciones urbanísticas». Con esta teoría, Juan Carlos Río encabeza el escrito de alegaciones que la semana pasada presentaba contra el proyecto en representación del Colectivo de Vega. «Se altera sustancialmente la estructura del planeamiento y su diseño», insiste.

Para poder desarrollar la operación de Jove, es necesario cambiar el Plan General de Ordenación (PGO) de la ciudad, recalificando como edificable una superficie de 253.888 metros cuadrados en la que hasta ahora no se podía construir. La Ley del Suelo permite modificar la situación urbanística de un terreno siempre que se destine a vivienda protegida. La de Jove será la primera actuación residencial de Asturias que se acoge a esta fórmula legal.

En opinión del Colectivo de Vega, cuyo objetivo es la defensa del medio rural, la transformación prevista en la parroquia traspasa el contenido de la ley y «debería tener encaje en el procedimiento de revisión del PGO». El Ayuntamiento afronta dicha revisión a raíz de que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias anulase, con una treintena de sentencias desfavorables, el actual planeamiento urbanístico de la ciudad.

La dimensiones del ámbito que se transforma no es el único problema: «La ordenación del ámbito se confía a la futura Ronda Oeste, todavía sin ejecutar y sin plazos ciertos. Por tanto, se infringe la condición de que los suelos resulten integrables en el entramado urbanístico existente, con el que han de mantener una conexión suficiente». Lo que viene a reforzar el argumento vecinal de que «el plan de Jove reconfigura el modelo territorial, entrañando una modificación sustancial de éste».

A través de sus alegaciones, el Colectivo de Vega también llama la atención sobre el hecho de que «no se justifique la necesidad de vivienda, finalidad última de esta actuación, en ninguna parte del documento» que se está sometiendo a información pública. Y muestra su disconformidad con el criterio que resta valor paisajístico al entorno -entre la carretera de la Campa y el cementerio parroquial- donde se llevará a cabo la urbanización, donde se construirán unas 1.900 viviendas.

Que se vaya a instalar un sistema de recogida subterránea de basuras o algunos de los últimso avances en ahorro energético no aplaca las críticas de los vecinos. Es más, «los centros de cogeneración de energía funcionan como una especie de mini centrales térmicas, que implican ruido y emisiones a la atmósfera», advierte el colectivo, partidario de someter todos estos equipamientos comunitarios a la evaluación y control de las autoridades mediambientales «tan pronto como estén claras las líneas generales del plan especial, incluso antes de la aprobación inicial».

Y van más allá: «Debería dejarse sin efecto este trámite de información pública hasta que no se proceda a un análisis de conformidad con la legislación ambiental». El plan de Jove, promovido por la sociedad Áreas Residenciales Concertadas, cuenta con el pleno respaldo del Gobierno del Principado y el Ayuntamiento de Gijón, que ven en esta operación una oportunidad de ampliar la oferta de vivienda asequible de la ciudad.

1 comentario sobre Plan de Jove

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>