Archivos

Fotos

2MV_09 2MV_18 2MV_28 marcha08

Ni el menor sonrojo

¿Participación ciudadana? ¿Desarrollo sostenible? ¿Respeto por el medio ambiente?  ¿Solución al problema de la vivienda? ¿Integración social?¿Equidad? ¿Justicia?…

A todo ello se opusieron los «idiotas clásicos» que tenemos gobernando; Se lo  pedían 32.000 gijoneses :

Intervención de la zona rural en el pleno de 31 de enero de 2005

Desde entonces pasaron cinco años, van treinta sentencias del TSJA anulando el PGO… ¿siguen ciegos a la razón y a los hechos?

Arranca el primer Plan General obligado por ley a fomentar el debate ciudadano

El Ayuntamiento elude las prescripciones más rotundas de la norma estatal del suelo (2008), que impone la intervención «efectiva» de los vecinos
J. MORÁN – LA NUEVA ESPAÑA- 3-1-2010

Desde junio del año 2008, fecha de la última ley del Suelo promulgada en España, cada gijonés tiene derecho a intervenir de modo «efectivo» en la elaboración del Plan General de Ordenación (PGO) de su ciudad, así como en la evaluación ambiental de sus impactos. Y podrá hacerlo mediante «alegaciones, observaciones, propuestas, reclamaciones y quejas» a las que el Ayuntamiento deberá responder razonadamente.

Es más: en caso de detectar incumplimientos urbanísticos o medioambientales, cada ciudadano contará con garantías procesales y podrá ejercer ante un tribunal de lo contencioso-administrativo una acción pública (y no solamente una acción particular por motivos particulares).

En virtud de todo ello, especialistas en derecho urbanístico consideran que la última ley del Suelo del Gobierno Zapatero -cuyo texto refundido, o definitivo, vio la luz el 20 de junio de 2008- supone un paso de gigante en la ordenación de las ciudades y territorios al reconocer por primera vez a los ciudadanos derechos que hasta ahora se hallaban indefinidos o dispersos en otras normas legales.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Gijón acaba de iniciar la revisión del PGOU de 1999 mediante un documento de prioridades que desde mañana se ofrece a información pública, pero que no menciona las prescripciones más rotundas de la norma estatal acerca de los derechos del ciudadano, algo que una región como Aragón ha fijado ya en su ley autonómica de Urbanismo (de junio de 2009) como «Estatuto urbanístico de la ciudadanía».

Pero, curiosamente, dicho documento de prioridades reconoce en su página 20 que a la tramitación del nuevo PGO de Gijón se le ha de aplicar el «Real Decreto Legislativo 2/2008 de 20 de junio, por el que se regula el texto refundido de la ley del Suelo». Otras normas aplicables a la tramitación del PGO gijonés son el Texto Refundido de Ordenación del Territorio y Urbanismo (TROTU) del Principado de Asturias, o la ley 9/2006 de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente.

Lo que sí hace el documento de prioridades es referirse parcialmente a la ley estatal del Suelo de 2008, cuando ésta señala «el derecho a la información de los ciudadanos y de las entidades representativas de los intereses afectados por los procesos urbanísticos, así como la participación ciudadana en la ordenación y la gestión urbanística».

Pero el texto municipal no detalla el establecimiento y alcance de los derechos del ciudadano ante el urbanismo. Uno de esos derechos, según la ley estatal del Suelo, es la de participar «efectivamente», es decir, de modo efectivo, en la «elaboración y aprobación de cualesquiera instrumentos de ordenación y de evaluación ambiental mediante la formulación de alegaciones, observaciones, propuestas, reclamaciones y quejas, y a obtener de la Administración una respuesta motivada».

Otro derecho del ciudadano expresado por dicha ley es el de «disfrutar de una vivienda digna, adecuada y accesible», lo que significa un «domicilio libre de ruido u otras inmisiones contaminantes», y emplazado «en un medio ambiente y un paisaje adecuados».

Y una vez aprobados los instrumentos de planeamiento y evaluación ambiental, el ciudadano podrá «ejercer la acción pública para hacer respetar las determinaciones» y velar para que «los proyectos para su ejecución» se adecuen a lo establecido en el PGO.

Según los especialistas en derecho urbanístico, el cambio de perspectiva con respecto al ciudadano y sus derechos consiste en que desde la primera ley del Suelo española -de 1956- los protagonistas del urbanismo eran las administraciones públicas (los ayuntamiento, en particular) y los propietarios de suelo.

Sin embargo, con la nueva ley se reconoce a otro actor principal del urbanismo: los habitantes de los municipios, que han de velar personalmente por la calidad de sus ciudades, por su diseño concreto, por la localización de de las actividades molestas, por la suficiencia de las dotaciones públicas o por que la zonificación del suelo no cree discriminación o exclusión social.

Real Decreto 2/2008 (20 de junio): texto refundido de la ley del Suelo.

Artículo 4. Derechos del ciudadano.

Todos los ciudadanos tienen derecho a:

1. Disfrutar de una vivienda digna, adecuada y accesible, concebida con arreglo al principio de diseño para todas las personas, que constituya su domicilio libre de ruido u otras inmisiones contaminantes y en un medio ambiente y un paisaje adecuados.

2. Acceder, en condiciones no discriminatorias y de accesibilidad universal, a la utilización de las dotaciones públicas y los equipamientos colectivos.

3. Acceder a la información de que dispongan las administraciones sobre la ordenación del territorio, la ordenación urbanística y su evaluación ambiental.

4. Ser informados por la Administración competente, de forma completa, por escrito y en plazo razonable, del régimen y las condiciones urbanísticas aplicables a una finca determinada.

5. Participar efectivamente en los procedimientos de elaboración y aprobación de cualesquiera instrumentos de ordenación del territorio o de ordenación y ejecución urbanísticas y de su evaluación ambiental mediante la formulación de alegaciones, observaciones, propuestas, reclamaciones y quejas, y a obtener de la Administración una respuesta motivada.

6. Ejercer la acción pública para hacer respetar las determinaciones de la ordenación territorial y urbanística, así como las decisiones resultantes de los procedimientos de evaluación ambiental.

Advertencia sobre información pública y respuesta a sugerencias y alegaciones

J. M. -LA NUEVA ESPAÑA-3-1-2010

Los comentaristas de la nueva ley del Suelo del Estado (de junio de 2008) -que es aplicable a la tramitación del nuevo PGO de Gijón- señalan puntos oscuros en los procesos de información pública a los que han de someterse los planes de ordenación. En opinión de algunos expertos, uno de esos puntos negros consiste en que en los ayuntamientos atienden de modo específico las alegaciones de los propietarios de suelo (para aceptar o negar peticiones de recalificación, aprovechamientos, etcétera), pero no prestan la misma atención a cuestiones de índole más general propuestas por los ciudadanos.

Dicho en plata, un Ayuntamiento resuelve las cuestiones particulares, que son las que pueden acabar en los tribunales, pero soslaya las generales, ya que al ciudadano no se le reconocía el derecho de acudir al contencioso-administrativo por cuestiones más alejadas de su propio suelo o de la puerta de su domicilio. Los intereses particulares eran atendidos, pero, según los especialistas en derecho urbanístico, los ayuntamientos no empleaban tiempo ni esfuerzo en explicar su PGO, en razonarlo, o en crear un debate ciudadano sobre sus determinaciones.

De hecho, la fase de sugerencias previas a la redacción de PGO ha sido introducida en años recientes, aunque antes ya existía la figura del avance de planeamiento. Pero tanto con las alegaciones como con las sugerencias, el riesgo consiste en que la información pública permanezca convertida en trámite engorroso que los ayuntamientos resuelven de modo mecánico y sin profundizar en los argumentos de los ciudadanos. Tal es la advertencia de los expertos en derecho urbanístico.

Dos técnicos dedicarán cinco horas al día para atender las alegaciones ciudadanas

Las sugerencias serán recogidas en oficinas instaladas en La Gota de Leche y en la antigua Pescadería durante cinco semanas y con cita previa

LA NUEVA ESPAÑA-3-1-2010
El Ayuntamiento de Gijón ha instalado en la Antigua Pescadería Municipal y en la sede de Urbanismo, situada en el edificio de La Gota de Leche, dos pequeñas oficinas en las que dos técnicos explicarán, a partir de mañana a los ciudadanos, el nuevo Plan General de Ordenación que fue aprobado en el Pleno municipal del 11 de diciembre y que ahora se somete a información pública. Las nuevas oficinas están preparadas para atender a un ciudadano cada cuarto de hora durante cinco horas al día, desde las nueve de la mañana hasta las dos de la tarde. En total los técnicos municipales podrán atender 1.400 consultas durante los 35 días laborales en los que permanecerá abierto el proceso de consultas y sugerencias.

La concejala de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Gijón, Pilar Pintos, recomienda que los ciudadanos interesados «pidan cita previa a través del número de teléfono de atención ciudadana para poder agilizar los trámites». Quienes deseen utilizar esta fórmula deben ponerse en contacto con el 985181105 o acudir a las oficinas de atención al ciudadano distribuidas por los centros municipales que tienen un horario de 08.30 a 17.00 horas.

Los vecinos de Gijón tienen ahora la oportunidad de opinar sobre las tres alternativas de crecimiento urbano planteadas por los responsables municipales de urbanismo. Las sugerencias serán enviadas a la concejalía a pesar de que los representantes del gobierno local no tienen obligación de responder a estas opiniones ciudadanas. El plazo de presentación al público del nuevo proyecto finalizará el viernes 19 de febrero. Tras este tramite empezarán a contar los siguientes plazos en la tramitación del Plan General de Ordenación (PGO). Se calcula que en la primavera de 2010 se podrá poner sobre la mesa una propuesta urbanística concreta para su aprobación inicial. El siguiente paso será abrir un plazo de alegaciones, que durará dos meses. El Ayuntamiento puso en marcha la revisión del plan después de que este fuera anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

Pintos invita a «ciudadanos y asociaciones» a acercarse a las nuevas instalaciones «para que conozcan el proyecto». La concejala concluyó la presentación de estas oficinas esperando «que participen muchos ciudadanos».

Horarios y plazo

El Ayuntamiento de Gijón ha instalado dos oficinas para recoger sugerencias en torno al nuevo Plan General de Ordenación en la Antigua Pescadería y el edificio de La Gota de Leche. El plazo para informarse comienza mañana y finaliza el 19 de febrero. El horario de atención será de 09.00 a 14.00 horas.

Cita previa

Los ciudadanos pueden pedir cita previa en las oficinas de atención al ciudadano situadas en los centros municipales y en el número de teléfono del Ayuntamiento 985181105.

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>