Archivos

Fotos

2MV_04 2MV_21 marcha07 marcha14

PGO – Sanjurjo suministra otra dosis – Satisfacción de los dealers

Más de 1.600 alegaciones al Documento de Prioridades del PGO esperan respuesta motivada en los documentos que se harán públicos en agosto. Son las presentadas por asociaciones de la zona rural y por otros colectivos y ciudadanos que coinciden con los rurales en la defensa de un plan que se ajuste a la realidad, a la legalidad y a la racionalidad. Todo lo que ha venido contando Sanjurjo indica que es a esas alegaciones a las que se refiere cuando dice que no han podido ser atendidas; no es viable, dice. Por lo visto actuar conforme a la legalidad no es viable. Era previsible .
Antes de presentar esas primeras alegaciones -sugerencias según el ayuntamiento- decíamos: «Ahora, con el documento de prioridades del PGO, no sabemos lo que necesita Gijón, pero cuando se apruebe el borrador inicial, sabremos lo que quieren los constructores» (Vuelta la burra al prau).
A la vista está: la CAC manifestó recientemente su satisfacción con el plan elegido, lo mismo que otros colectivos interesados en el negocio con las cooperativas de viviendas (UGT, CCOO, FAV); Y por eso ahora Sanjurjo habla de apoyo unánime al PGO!
Media docena aplaudiendo y cientos rechazando este PGO, al entender del concejal de urbanismo resulta ser unanimidad en los aplausos.Una vez más brillan los problemas de Sanjurjo para ajustar los números a la realidad.
Que no le gusta oir voces discrepantes, que sólo escucha aplausos, ya era sabido, no sorprende lo más mínimo que no se haya reunido con la Federación de Asociaciones de Vecinos Rurales.
Tampoco sorprende la propaganda engañosa que lanza en la prensa, seguimos en más de lo mismo. El giro de 180 grados que anuncian es en realidad de 360 grados, o sea una vuelta para seguir en la misma dirección. Las construcciones vinculadas a explotaciones agrarias ya estaban contempladas el el plan anulado, y el «nuevo», como el «viejo», establece demolerlas al cese de la actividad.
La cirugía sigue: primero supimos de la «necesidad» de extirpar los vecinos de el Muselín (motivos de seguridad, dicen), ahora nos cuenta que también los de la Eria del Piles deben irse. También sigue el uso del suelo público para viviendas de lujo: chalets en los terrenos de la antigua Pecuaria.

Falta que la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la zona urbana explique en nombre de quién habla cuando manifiesta su satisfacción: ¿del partido en el que milita? ¿de sí misma porque sabe que no conviene morder la mano que te da de comer? ¿de sí misma porque le gustan los viajes pagados -incluido buen hotel, cata de vinos y buen papeo- y eso se consigue con la excusa de elegir los sanitarios para las viviendas gestionadas por la FAV? ¿de sí misma porque le gusta gestionar el % del precio de esas viviendas que se queda la FAV? ¿o será que es adivina-incluso divina-y sabe lo que satisface a los vecinos sin consultarles?

La federación vecinal, «satisfecha» con el futuro urbanístico de la ciudad

Sanjurjo se reúne hoy con representantes de Jove, Pescadores y la Campa para hablar de los planes para El Muselín

EL COMERCIO 20.07.10 – O. Esteban
Los vecinos de la zona urbana están satisfechos con el futuro que diseña el Plan General de Ordenación para el Gijón de los próximos diez años. Esa es su primera conclusión tras conocer ayer, de mano de Pedro Sanjurjo, las líneas generales del nuevo plan. El edil Pedro Sanjurjo mantuvo una reunión con varios miembros de la directiva de la Federación de Asociaciones de Vecinos, la FAV, y ambas partes parecen de acuerdo en las cuestiones más importantes. Lo explicó Gabriel Murillo, vocal de Urbanismo de la federación, al concluir que los contenidos del plan «satisfacen tres de nuestras peticiones más importantes».
A saber. En primer lugar, que en los nuevos planes hubiera una reserva para la vivienda protegida, algo que sucederá en los últimos proyectos anunciados: el de la Ronda Oeste (Jove, con 575 viviendas y una reserva del 30% para pisos con protección) y también el de Príncipe de Asturias (767 viviendas y otro 30% reservado). Será la ejecutiva de la FAV y, más tarde, la asamblea al completo, la que matice si esa reserva le parece o no suficiente. Pero, en principio, la directiva lo considera positivo. El segundo «pilar» que la federación quería que se respetara era la «reserva de suficiente suelo industrial para mantener Gijón como motor industrial de Asturias» porque «en la situación en la que estamos, la ciudad no se puede descolgar». Según Murillo, esa petición también ha sido atendida, con los anuncios de ampliación de varios polígonos y, sobre todo, con la puesta en marcha de uno nuevo en Somonte Alto, de más de medio millón de metros cuadrados. La tercera exigencia vecinal estaba relacionada con el «equilibrio con el medio ambiente» y también la ven atendida.
Por su parte, Pedro Sanjurjo calificó la reunión como «muy positiva», dada la «coincidencia de opiniones en muchos de los planteamientos que nos había trasladado la FAV» durante la información pública del documento de prioridades. «Demandaba una política urbanística que atendiera a la vocación industrial y productiva de Gijón y que reservara suficiente suelo para viviendas, especialmente para la protegida. Y ha quedado clara cuál es nuestra propuesta en ese sentido».
Sintonía
También hubo oportunidad durante el encuentro de ayer de abordar la situación de El Muselín, cuestión que hoy será tratada por Sanjurjo en una nueva reunión, esta vez con representantes vecinales de Jove, Pescadores y la Campa. A la espera de esa cita, Gabriel Murillo adelantó ayer que la FAV coincide con el Ayuntamiento en la búsqueda de la «seguridad y calidad de vida para los vecinos», pues consideran que las características del barrio suponen «un peligro».
Así las cosas, y pidiendo que se alcancen acuerdos con los afectados y «no se expolie a nadie», la FAV apoya en principio el plan municipal de ir desmantelando el barrio en los próximos años para convertir la zona en un gran parque público porque «la actual no es una situación óptima urbanísticamente hablando».

La crisis atenúa los efectos de la paralización del Plan de Ordenación

Constructores y Ayuntamiento achacan el descenso de licencias a la situación económica un año después de suspenderse el PGO

EL COMERCIO 20-7-2010
Nadie en el equipo de gobierno ocultó que fue uno de los mayores varapalos que podían haber recibido. En julio de 2009, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias anuló el Plan General de Ordenación Urbana de Gijón. Se abría una agria polémica sobre las responsabilidades de los defectos de forma que el tribunal había detectado y, también, un tiempo de inseguridad y dudas. Pero, sin que nunca sea, evidentemente, un buen momento para que algo así ocurra, sin duda este no ha sido el peor. La situación económica ha maquillado en gran medida la posible paralización del sector de la construcción que aquella sentencia podría haber provocado.
El equipo de gobierno insistió desde el principio en que la ciudad no se paralizaría y que los proyectos en marcha continuarían sin problemas. Por su parte, los constructores pedían un nuevo Plan General para dar seguridad al sector. Su petición está en marcha y ahora, doce meses después de que Gijón se quedara sin documento urbanístico, nadie cree que se haya notado. Lo dicen los arquitectos, los constructores, el Ayuntamiento e incluso los vecinos que provocaron aquel fallo judicial.
Sonia Puente, vocal de Urbanismo del Colegio de Arquitectos de Asturias, lo tiene claro. El sector no ha notado un descenso en los visados tramitados. Al menos no que se puede achacar «de forma objetiva» a la anulación del plan. Hay crisis económica, recuerda Puente. Quizás en otro momento las cosas hubieran sido distintas. Lo dicen también desde CAC-Asprocon, la gran entidad que agrupa a los constructores y promotores de toda Asturias, donde aseguran no tener constancia de que ningún empresario se haya visto perjudicado o haya tenido que aplazar un proyecto por este motivo.
Y el concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, afirma que la sentencia no ha tenido ninguna repercusión práctica en el desarrollo de la actividad constructiva en la ciudad. Si finalmente los datos oficiales indican que hay descenso de licencias todo el mundo lo achacará a la coyuntura actual. Coincide en ello Antonio García, presidente de la asociación de vecinos de Deva pero, ante todo, abogado que consiguió aquella primera sentencia anulatoria. Reconoce García que «lo más duro en este año ha sido la situación económica». La sentencia coincidió con la crisis y es evidente que el sector no vive su mejor momento, pero nadie lo achaca al parón del Plan General.
Retrasos en Cabueñes
En realidad sí ha habido un paréntesis en una de las grandes actuaciones previstas en el anterior plan y también en el nuevo. Pero lo lógico es pensar que, aun sin sentencia de por medio, las grúas no se hubieran puesto en marcha. Se trata del plan de Cabueñes, uno de los más polémicos del PGO y sobre el que la propia alcaldesa reconoció hace unos meses que no se tramitaría ni un paso más hasta la aprobación definitiva del nuevo plan, algo previsto para antes de las próximas elecciones municipales. De hecho, ni siquiera se han contestado a las 2.865 alegaciones que se presentaron, hace ya más de dos años. Cabueñes se retomará ahora, con la nueva tramitación en marcha y, según lo avanzado por Sanjurjo, sin novedades importantes, es decir, básicamente ocupará la misma extensión, con la misma edificabilidad, por lo que las previsiones siguen siendo de unas 580 viviendas.
Más allá de estas cuestiones, quienes trabajaron para llegar a este punto, al de la redacción de un nuevo plan, no pueden mostrarse satisfechos. Antonio García no oculta su «frustración» porque la anulación del plan anterior debería haber provocado «la redacción de un plan ajustado a la realidad, y no veo que eso lo estén haciendo». Esperaban muchos cambios, a pesar de que ya había advertido el equipo de gobierno que se repetiría la tramitación, pero que el contenido se mantendría prácticamente igual. «El Ayuntamiento ha planteado la revisión como una especie de saneamiento del plan anterior, y está dejando de lado la cuestión fundamental, ajustar el plan a la realidad. Están desaprovechando una oportunidad». El colectivo vecinal de la zona rural apostaba por «un plan que estratégicamente mejorara la ciudad, que recogiera el nuevo modelo económico».
Al margen de esto, el abogado mantiene una inquietud, dice, similar a la que había cuando se comenzó la tramitación del plan luego anulado. En aquel momento Gijón debía aplicar por primera vez la Ley del Suelo del Principado, con las dudas que eso conllevaba. Y, ahora, sucederá lo mismo, pero con la nueva Ley del Suelo estatal, cuyo texto refundido fue aprobado en 2008. Es la normativa, por ejemplo, que obliga a hacer una evaluación ambiental, pero no sólo eso, sino todo un «complejo» entramado de normativa y terminología. Por eso, García considera «peligroso» que se tramite el plan «con prisas. No es mejor cuanto antes lo hagamos, sino cuanto mejor lo hagamos», concluye.
Mientras, los vecinos ni siquiera se pronuncian sobre los contenidos, a la espera de que pasen por el Pleno. «Adelantar ya el resultado es obviar el trámite de información pública. Forzar la maquinaria no es positivo para la seguridad jurídica».

El PGO permitirá construir en suelo de interés si la casa está unida a la actividad ganadera

La continuidad de la vivienda estará siempre ligada al mantenimiento de la explotación. Si cesa, sería demolida

EL COMERCIO 23-7-2010
A falta de una semana para que el Plan General de Ordenación pase por el Pleno municipal aún se van dando a conocer algunas de las novedades que contiene el documento. Entre ellas, una nueva posibilidad de construcción en la zona rural. El nuevo PGO permitirá construir una vivienda en suelo no urbanizable de interés, fuera por lo tanto de núcleo rural, siempre que esa vivienda esté relacionada con una explotación agrícola o ganadera. Si la intención es desarrollar la actividad agrícola, se exigirá un mínimo de 15.000 metros cuadrados. Si está destinada al ganado, la parcela deberá ser de 25.000 metros cuadrados. El objetivo es «dar flexibilidad y que quien quiera vivir del campo pueda hacerlo», explicó el concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo. Pero hay un matiz importante: para que la casa construida se mantenga deberá hacerlo también la actividad ligada a ella. Si la explotación ganadera o agrícola desaparece «también desaparece la vivienda». Es decir, que sería derribada.
Sanjurjo explicó estas cuestiones después de haber intervenido ante el Consejo Social de la ciudad y haber ofrecido a sus miembros una explicación de una hora sobre los contenidos del nuevo plan. Hoy presidirá la cuarta y última comisión monográfica de Urbanismo sobre este tema, en la que aún habrá tiempo, dijo, de desvelar más novedades relacionadas con el suelo urbano y el urbanizable. Y a partir de ahí arrancará la segunda gran fase de tramitación del plan. Tras el Pleno del día 30 se enviará el acuerdo para su publicación en el BOPA, momento que marcará el inicio de los dos meses de periodo de información pública. Un tiempo en el que Urbanismo habilitará una oficina en el Museo del Ferrocarril, un espacio de 200 metros cuadrados en el que se ofrecerá una exposición de planos y donde técnicos municipales atenderán las dudas y preguntas de los ciudadanos.
Además, durante el periodo de información pública el Ayuntamiento colgará en su página web todo el contenido del plan, que desde ayer tienen también los grupos municipales para su estudio. Pero es que, después de esos dos meses, aún llegará la valoración de las alegaciones, su inclusión o no en el documento, la remisión del texto a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) y a la Comisión para Asuntos Medioambientales de Asturias (CAMA), cuyos informes son preceptivos y vinculantes. Eso es lo que queda a partir de ahora. De lo ya hecho, Sanjurjo destacó «el intenso trabajo realizado por los técnicos de la casa», un trabajo en el que «hemos aprovechado el tropiezo de la sentencia anulatoria para convertirlo en una oportunidad». Porque «no sólo hemos vuelto a tramitar el plan, sino que hemos hecho una auténtica revisión, con muchas incorporaciones».
«Apoyo unánime»
Así lo manifestó Sanjurjo en rueda de prensa y así se lo había manifestado al Consejo Social, que contó con la asistencia de colectivos como las federaciones vecinales urbana y rural, la Cooperativa de Agricultores, ASATA, el Principado, CAC-Asprocon, Autoridad Portuaria, sector del metal y los sindicatos. Según el edil de Urbanismo, quienes tomaron la palabra (UGT, CC OO, Principado, FAV y Asprocon) mostraron un «apoyo unánime a los criterios del Plan General» porque «mostraron de forma muy directa que se han recogido sus sugerencias y orientaciones».
Los acuerdos llegaron básicamente en tres cuestiones. La primera, en que Gijón contará «con suelo industrial suficiente para seguir creciendo», con una «apuesta clara para que siga siendo la locomotora industrial de Asturias». En segundo lugar, porque habrá espacio para viviendas suficiente para atender las necesidades del futuro. Y en tercer lugar porque «el hecho de que el 73% del territorio se mantenga como suelo no urbanizable es la principal garantía de preservación del medio ambiente».
Sanjurjo añadió que el trabajo realizado ha conllevado también «la revisión íntegra de toda la normativa regional y estatal y todos los cambios introducidos en este sentido».

El PGO permitirá viviendas en zona rural fuera de núcleos, asociadas a ganadería

El Ayuntamiento dejará que se edifique en suelo no urbanizable de interés, en fincas de 15.000 y 25.000 metros cuadrados

LA NUEVA ESPAÑA- 23-7-2010 – J. M. CEINOS
En un giro de 180 grados sobre lo previsto en el anterior Plan General de Ordenación (PGO), el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Gijón permitirá ahora la construcción de viviendas en la zona rural fuera de los núcleos de población. Así lo aseguró ayer el concejal de Urbanismo, el socialista Pedro Sanjurjo González, en una conferencia de prensa celebrada al término de una reunión del Consejo Social de Gijón, en el que, bajo la presidencia de la alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso, se explicaron las líneas fundamentales del nuevo PGO, que está en el ecuador de su tramitación. El nuevo planeamiento es consecuencia de la anulación judicial, hace un año, del anterior.

Respecto a las viviendas en la zona rural, explicó Pedro Sanjurjo que se permitirá la construcción de viviendas en suelo no urbanizable de interés, siempre y cuando estén ligadas directamente a nuevas explotaciones agrícolas o ganaderas. En el caso de las explotaciones agrícolas, para levantar una vivienda se requerirán 15.000 metros cuadrados de suelo como mínimo, mientras que para las ganaderas la condición es que el terreno tenga 25.000 metros cuadrados de superficie.

Con esta decisión, afirmó el edil de Urbanismo, el nuevo PGO «va a estimular el uso del suelo de interés vinculado a nuevas explotaciones agrícolas y ganaderas». No obstante, las viviendas asociadas a las empresas agrarias podrán «ser derribadas», aseguró Pedro Sanjurjo, en el momento en el que cese la actividad. Con esta medida se evitará la picaresca de quien forme una empresa agraria sólo como pantalla para poder construir una vivienda en la zona rural fuera de los núcleos de población. Una de las mayores críticas al anterior planeamiento procedía, precisamente, de las parroquias rurales del concejo, cuyos vecinos acusaron al Gobierno municipal de impedir el desarrollo del sector primario en el concejo.

Pedro Sanjurjo destaca el «apoyo unánime» a los criterios del planeamiento

LA NUEVA ESPAÑA-23-7-2010
J. M. C.
«Apoyo unánime a los criterios del Plan General de Ordenación». Con esta frase resumió el concejal de Urbanismo las conclusiones de la reunión de ayer del Consejo Social de Gijón, en el que toman asiento representantes políticos, sindicales, empresariales y ciudadanos de la villa. Explicó Pedro Sanjurjo que todos las intervenciones fueron positivas hacia el nuevo PGO, fundamentalmente debido a que «las sugerencias que se hicieron en el documento de prioridades están contenidas en el documento de revisión».

«Convertimos un sobresalto en una oportunidad», recalcó el edil de Urbanismo, para apostillar que en la revisión del planeamiento de 2009 (anulado por varias sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Asturias), se recoge un crecimiento sostenible de la trama urbana y se crea suelo industrial suficiente para que «Gijón siga siendo la locomotora industrial y empresarial de Asturias». Recordó Sanjurjo que en el nuevo PGO se contempla suelo para la construcción de 21.500 viviendas, «suficientes para la demanda en diez años (13.000 en la trama urbana)», y el 30 por ciento de ellas «serán de protección».

Urbanismo planea eliminar viviendas y bares para crear un parque en la Ería del Piles

Los afectados podrán pasar a una nueva área residencial, con noventa pisos, que linda con la carretera de La Providencia

LA NUEVA ESPAÑA-24-7-2010- J. M. CEINOS
El equipo de Urbanismo del Ayuntamiento de Gijón presentó ayer otros tres cambios recogidos en el documento de revisión del Plan General de Ordenación (PGO), que afectan, respectivamente, a la zona de la Ería del Piles (78.403 metros cuadrados de superficie incluidos en el PERI-11), a la llamada «milla del conocimiento» (zona del campus) y a las conexiones con la Autovía Minera.

Pedro Sanjurjo González, edil de Urbanismo, explicó, en conferencia de prensa, con respecto al PERI-11, que la nueva filosofía urbanística se plasmará en la construcción de un parque de 20.000 metros cuadrados de superficie entre el Mayán de Tierra y el Sanatorio Marítimo, para lo cual tendrán que ser derribados todos los edificios ahora existentes en dicho lugar, entre ellos un bloque de apartamentos.

Asimismo, se cortará al tráfico de vehículos la actual avenida de José García Bernardo a la altura del restaurante Bella Vista hasta El Rinconín, con el objeto de crear lo que el concejal denominó «una playa verde» peatonal. Por ello, el acceso rodado al Sanatorio Marítimo se hará por detrás de sus instalaciones, con la construcción de una rotonda.

Otra zona del PERI-11, en la que actualmente se levantan varios establecimientos hoteleros, entre ellos el Faro del Piles, Bella Vista y El Pery, como las ruinas del Rocamar, se destinará a equipamientos públicos (7.250 metros cuadrados). Tanto los establecimientos hosteleros como las viviendas se reubicarán mediante juntas de compensación en la zona residencial.

Por lo que respecta a dicha zona residencial, en el nuevo PGO se establece concretamente un espacio de 25.000 metros cuadrados lindando con la carretera de La Providencia. En ella se mantendrá la edificabilidad prevista anteriormente (0,3 metros cuadrados por cada metro cuadrado). Un 60 por ciento será para uso terciario (el Ayuntamiento de Gijón prevé que ahí se reubiquen los establecimientos que tengan que abandonar la primera línea de costa) y un 40 por ciento, para uso residencial.

Según señaló Pedro Sanjurjo, se podrán construir unas 90 viviendas en media docena de bloques de tres pisos de altura, más bajo cubierta. Fuera de esta actuación quedan los terrenos de la unidad de actuación 100 (API-100). En julio de 1935, el Ayuntamiento presentó el proyecto de urbanización de la Ería del Piles. Nunca se llevó a cabo.

y un parque en la vieja Pecuaria

LA NUEVA ESPAÑA-24-7-2010 – J. M. C.
Los técnicos municipales de Urbanismo también han enmendado del anterior Plan General de Ordenación las comunicaciones por carretera en la zona sur del concejo. De esta forma, la Autovía Minera será el eje básico para el polígono residencial de Roces (que tendrá una población estimada de unos 12.000 vecinos) y también para el futuro parque tecnológico que se prevé levantar en los terrenos de Mina La Camocha.

Explicó el edil de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, que se han previsto dos nuevos accesos a la Autovía Minera: uno, a la altura del actual de la carretera de Granda a Mareo, pero ampliado. Desde allí se ensancharán los viales que conducen hasta Mina La Camocha, para que la carretera sea un acceso directo a la Minera tanto para el parque tecnológico como para los vecinos de Vega-La Camocha.

A un kilómetro al Norte, aproximadamente, a la altura de las instalaciones del macelo, se prevé el otro enlace, que será una rotonda elevada sobre la Autovía Minera. Este enlace dará servicio a los residentes del polígono residencial de Roces, que también contarán, siempre según las previsiones municipales, con una conexión directa por carretera, por medio de un túnel por debajo de la Ronda Sur, con la zona de Contrueces.

El túnel, en palabras de Pedro Sanjurjo, costará nueve millones de euros, mientras que los dos enlaces con la Autovía Minera están presupuestados, en principio, en 20 millones de euros. El concejal de Urbanismo señaló que las obras deberán afrontarse por parte de las administraciones, en plural, no sólo a cargo del Ayuntamiento.

En lo concerniente a la «milla del conocimiento», los planes municipales consisten en la ordenación de toda la zona del campus, de la Laboral, del Intra y de la Pecuaria, mediante planes especiales o actuaciones específicas.

Una novedad es que en los terrenos de la antigua Estación Pecuaria, en la parroquia de Somió, se construirá un parque en la parte más significativa de la parcela en cuanto a su interés botánico. En otra parte se habilitarán terrenos (2.500 metros cuadrados de superficie) para «usos dotacionales», entre ellos la nueva sede de la Asociación de Vecinos «San Julián» de Somió. El resto de los terrenos de la antigua Estación Pecuaria se destinará a 70 parcelas para la construcción de otras tantas viviendas unifamiliares.

El PGO prevé en El Rinconín el traslado de todos los negocios del borde costero

Convierte los márgenes de José García Bernardo en una playa verde y lleva al interior el ámbito urbanizable

EL COMERCIO 24-7-2010 – O. ESTEBAN
Había anunciado Pedro Sanjurjo que aún tenía novedades que anunciar sobre el nuevo Plan General de Ordenación, y lo prometido es deuda. El concejal de Urbanismo reservó para la última comisión una de las grandes sorpresas: el Plan Especial de Reforma Interior de El Rinconín, el PERI 11, viejo ya en los documentos urbanísticos municipales, pero que ahora llega con aires nuevos. Con una «mejora sustancial», dice Sanjurjo. Mejora que pasaría por el traslado de todas las edificaciones del borde costero, es decir, todos los restaurantes, terrazas, empresas y viviendas que se sitúan junto a la avenida de José García Bernardo. Porque los redactores del PGO han decidido que toda esa franja costera se convierta en suelo público, en concreto en «una playa verde». Para ello, la actual acera sufriría un ‘retranqueo’ de unos 15 metros.
Para empezar, el PERI 11 afecta a algo menos de 80.000 metros cuadrados, comprendidos entre la carretera de La Providencia y la avenida de José García Bernardo, y desde un poco antes del Bellavista hasta el Sanatorio Marítimo, aproximadamente. Es un área de «gran valor paisajístico y elevadas potencialidades», justifica Urbanismo. Por ello, aunque se mantienen como se había dicho hasta ahora la preferencia por los usos terciarios y la misma edificabilidad prevista (0,3 metros cuadrados por metro cuadrado), el diseño ha cambiado. De esos 80.000 metros cuadrados aproximadamente, se reservan 20.000 para la zona verde antes comentada. Unos 12.000 se destinarán a dotaciones públicas y 3.000 más servirán para habilitar un aparcamiento en superficie. Para edificar habrá una franja de unos 25.000 metros cuadrados, de la que el 60% se destinará a usos terciarios y el 40% restante, a uso residencial. En el primero se tendrán que reubicar todos los negocios obligados a abandonar la franja costera y Sanjurjo asegura que habrá espacio para empresas nuevas. En el segundo se construirán unos seis bloques de una altura máxima de tres pisos más bajo en el que, entre otros, habrá que reubicar a los vecinos afectados por este plan. En total, el PGO prevé la construcción de unas 90 viviendas en un lugar absolutamente privilegiado de la ciudad, aunque deberá ser un plan especial el que, más adelante, detalle las características de la nueva zona.
Tráfico rodado
Por lo pronto, lo que hará el PGO será señalar las bases, entre las que están también la supresión del tráfico rodado en toda esa franja, llevando a los vehículos al interior del ámbito y hacia la carretera de La Providencia. Para el Sanatorio Marítimo se habilitaría un acceso específico desde la carretera, en la zona donde han realizado su ampliación. Y para dar servicio a las viviendas de El Rinconín se desdoblaría el actual vial de salida en el borde del parque del Rinconín. Por último, para las nuevas edificaciones, el plan prevé un vial de acceso paralelo a la carretera de La Providencia. Con todo, el actual vial rodado se transformaría en una vía peatonal y ciclista a partir del restaurante Bellavista, con ampliación del paseo marítimo existente.
El Ayuntamiento sienta las bases, pero serán los promotores privados quienes deban desarrollar el PERI 11, al igual que sucede en la más que conocida UE-100, unidad de ejecución que afecta a la Ería del Piles, que fue desgajada del plan especial de reforma interior y que lleva años en trámites, debido a la oposición de los vecinos afectados a vender sus casas. Vistos estos antecedentes, en un área de 32.000 metros cuadrados, el desarrollo de los casi 80.000 de todo el ámbito no parece que vaya a ser fácil ni rápido, no sólo porque habrá media docena de viviendas afectadas, sino también numerosos negocios de hostelería. De hecho, el plan general no marca plazos, simplemente indica el diseño.
Defiende Sanjurjo que se trata de una «apuesta muy potente» que «transforma uno de los espacios más singulares de Gijón». Y puso el concejal de Urbanismo esta actuación como ejemplo de que la tramitación, de nuevo, del Plan General, ha sido una «auténtica revisión» que parte de la «prospección y conocimiento de la ciudad» y que plantea «soluciones creativas, imaginativas y posibles».

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>