Archivos

Fotos

2MV_02 2MV_25 2MV_27 marcha06

Sanjurjo `presenta´ segunda dosis de PGO provisional

Los números bailan, en Urbanismo tienen dificultades para contar, en agosto sabremos qué nos cuentan finalmente; decían interés  y protección de paisaje y ahora dicen interés y protección agropecuario o algo así, en agosto sabremos si cambió algo más que el nombre; eso sí, ahora dicen que permitirán que los núcleos rurales sean algo rurales, sin pasarse, y  cuidadín con los partos múltiples; en agosto veremos qué entienden estos por potenciar las actividades agrícolas y ganaderas, no sería nuevo que potenciar sea sinónimo de poner todo tipo de impedimentos.

Que Gijón es una ciudad en la que buena parte de la población está en edad de dar pedales y si no lo hace es por falta de sitio para guardar la bici, eso sí que lo han tenido en cuenta, según cuentan.

El PGO refuerza los usos tradicionales en los núcleos rurales al permitir las ganaderías

La norma no amplía la actual capacidad de edificación porque «no es suelo para chalés»

LA NUEVA ESPAÑA 9-7-2010
«No es suelo para chalés». Estas escasas cinco palabras sirvieron ayer a Pedro Sanjurjo, edil de Urbanismo, para definir la filosofía del nuevo Plan General de Ordenación (PGO) sobre los núcleos rurales. El equipo de gobierno ha optado por potenciar los usos tradicionales vinculados al sector primario de la economía en los 154 núcleos rurales del concejo manteniendo las actuales limitaciones a la edificación pero flexibilizando la normativa en lo que respecta a la instalación de equipamientos ganaderos. Ello supone que se autorizará la localización de cuadras de ganado en los núcleos rurales; algo que estaba prohibido en la actualidad y que daba lugar a grandes polémicas entre vecinos y controversias con la Administración local. La futura normativa municipal plantea la posibilidad de instalar cuadras con un máximo de diez cabezas de ganado vacuno. O su equivalente en ganado equino, bovino o aviar siguiendo la normativa ya existente de ámbito autonómico.

El Ayuntamiento opta por ser fiel a la normativa del Principado de Asturias, que define el núcleo rural como «los terrenos que constituyen asentamientos consolidados de población, de carácter rural y tradicional, en función de las circunstancias edificatorias, socioeconómicas y de cualquier otra índole que manifiesten la implicación racional del asentamiento en el medio físico don de se sitúa». A partir de esa definición, los redactores del Plan General de Ordenación entienden que no hay necesidad de ampliar la extensión ni los niveles de aprovechamiento edificatorio de esos suelos que ocupan el 12% del territorio gijonés y donde vive menos del 3 por ciento de la población.

La decisión municipal también tiene que ver con un minucioso informe elaborado en los últimos meses sobre la realidad de los núcleos rurales gijoneses. El estudio establece que en los 154 núcleos rurales hay ahora mismo 3.946 viviendas construidas y capacidad para construir otras 4.326. Ello supone un crecimiento potencial del 109,63%. Más que suficiente, a juicio de Sanjurjo y su equipo, para cubrir las necesidades de la población rural gijonesa. Las fichas técnicas de esos núcleos se incorporarán para su consulta en el PGO.

«Los núcleos rurales no son un alternativa al crecimiento del suelo urbano como a veces se piensa por confusión. No es suelo residencial de baja densidad», volvió a recordar el edil socialista de Urbanismo. El territorio marcado como núcleo rural es sustancialmente el mismo que en el planeamiento que fue anulado por los tribunales por defectos de forma excepto en tres casos puntuales en el Infanzón, Tremañes y La Providencia.

Esa capacidad de crecimiento existe en todos los núcleos de todas las parroquias del concejo, aunque con porcentajes muy distintos. Algunos ejemplos: el paraje de Tornalobos, el barrio de Batiao de la parroquia de L’Abadía de Cenero, tiene ahora mismo ocho viviendas construidas y capacidad para otras 48. Es decir, un crecimiento potencial del 600%. En el paraje de La Cobolla, en el barrio de Arroyo de Serín, el porcentaje de crecimiento disponible es del 400% al tener 7 viviendas y la posibilidad de edificar otras 28. Al otro lado de la lista están L’Aldea de Santurio con una potencialidad del 14,29% que le da tener siete viviendas y la opción de edificar otra más y, ya en el barrio de Les Caseríes de Somió, integrado por los parajes de La Escayosa, Los Raposinos, El Balagón, Casa Pardona y El Cierru, un crecimiento porcentual del 15,38% a partir de la estadística de 13 viviendas cuantificadas y otras dos posibles. Todos estos datos, que ayer se presentaron en la segunda de las cuatro reuniones extraordinarias de la Comisión municipal de Urbanismo sobre el PGO, tiene carácter estimativo.

Un 30% del suelo local se pone a disposición del sector primario

LA NUEVA ESPAÑA 9-7-2010

El PGO que salga a información pública tras el pleno del próximo día 30 incluirá fichas informativas con toda esta información sobre los núcleos rurales, además de ortofotomapas y datos adicionales sobre hórreos, paneras y caminos rurales. Las fichas que consulten los vecinos estarán a una escala de 1: 2000.

Ni hay intención de ampliar los núcleos rurales ni de cambiar los criterios para construir en ellos. La normativa vigente plantea que la edificación se limita a una parcela con una superficie mínima de 2.000 metros cuadrados con un máximo de construcción sobre rasante de 250 metros cuadrados. Las parcelas que originariamente tengan una superficie menor y no procedan de una segregación serán igualmente edificables si cumplen el resto de las condiciones aunque con superficies proporcionales a su espacio. Esas condiciones exigidas a todas esas parcelas con capacidad para incluir una vivienda es que tengan un frente mínimo a un viario público de doce metros y se pueda trazar en ellas un círculo con un diámetro de 18 metros. También hay limitaciones estéticas en la construcción de la vivienda para favorecer una imagen acorde con el carácter tradicional que se pretende preservar en esas áreas residenciales. «Se mantiene la tipología tradicional», indicó el edil de Urbanismo al enumerar, por ejemplo, la imposibilidad de usar pizarra en las construcciones o diseñar una cubierta plana.

El impulso a las actividades ganaderas y agrícolas que se quiere potenciar desde la nueva normativa urbanística de la ciudad no tiene sólo su reflejo en este apoyo a la ubicación de ganaderías dentro de los núcleos rurales. También hay que tener en cuenta que la clasificación como suelo de interés del 30% del territorio local favorece el desarrollo de este sector económico. Ese suelo de interés incluye un 18% de suelo de interés agropecuario, un 8% de interés tradicional-rural y un 4% de interés forestal sobre un total de 184,9 kilómetros cuadrados de territorio afectado por el planeamiento urbanístico.

Pedro Sanjurjo aprovechó la comparecencia pública de ayer para recordar que toda la información que ahora mismo se exhibe desde la concejalía de Urbanismo es provisional y está sujeta a correcciones. De hecho, hace una semana el propio edil hablaba de 156 núcleos rurales y una capacidad edificatoria de 4.700 viviendas. Algo menos en ambos casos que los datos aportados en la sesión de ayer. Con esa afirmación ponía la venda sobre la herida abierta unos minutos antes por el concejal del PP Pablo Fernández al denunciar errores entre los planos exhibidos en la comisión. «No nos podemos permitir ni un desatino más, ni un error, ni un chanchullo, en la tramitación del Plan Urbano», sentenció el edil en recuerdo de las irregularidades formales que acabaron con la anulación del PGOU de 2007.

Urbanismo estudia limitar el alcance de la suspensión de licencias por el nuevo PGO

Informará en la comisión del viernes sobre los nuevos suelos urbanizables y los cambios que afectarán a la trama urbana
EL COMERCIO 12-7-2010
La concejalía de Urbanismo estudia con los servicios jurídicos municipales la forma de limitar el alcance de la suspensión cautelar de licencias, obligatoria por ley, que vendrá asociada al trámite de aprobación inicial el próximo 30 de julio. De esta forma, desde el Ayuntamiento se quiere buscar resquicios legales para que el urbanismo gijonés no quede sumido en una parálisis total por un periodo de más de medio año. Llanes, otro concejo inmerso en la revisión de sus normas urbanísticas, acaba de aprobar por acuerdo plenario suspender seis meses la concesión de licencias para la parcelación de terrenos, edificación y demolición, así como de actividades o usos determinados en el planeamiento vigente.
Pedro Sanjurjo explicó que en la Comisión de Urbanismo del próximo viernes se informará a los grupos políticos sobre los cambios en el planeamientos que afectarán a la configuración de la trama urbana. En concreto, se detallará todo lo relativo a los nuevos urbanizables y a las modificaciones normativas vinculadas a las bolsas de suelo urbano reservadas tanto para uso residencial como para uso industrial. A esa sesión del viernes también se llevará como asunto ordinario -explicó Sanjurjo- el catálogo urbanístico antes de aprobarlo de forma definitiva también en el Pleno del próximo día 30. El documento recogerá finalmente 2.878 elementos, un aumento considerable teniendo en cuenta que el anterior catálogo, realizado en los años ochenta, contenía unos 800.
La última comisión monográfica sobre la revisión del PGO se celebrará el viernes 23, adonde ya se llevará la propuesta que se elevará la Pleno para su aprobación inicial y posterior exposición pública durante dos meses. En dicha propuesta se plantearán dos principales novedades. La primera, la creación de otro gran polígono industrial en Somonte, de más de medio millón de metros cuadrados. Ese polígono además reservará una parte de su extensión para usos terciarios, pensando en la posibilidad de recuperar el abandonado proyecto de iniciativa privada para un circuito en Sotiello. La segunda gran novedad del plan general es que contará con más suelo urbanizable, a pesar de no incorporar nuevas bolsas de suelo ni aumentar la edificabilidad en las ya previstas. Aun así, Gijón ganará suelo para casi 3.000 viviendas dentro de la trama urbana que no tenían aprovechamiento residencial hasta el momento. Esas 3.000 viviendas se sumarán alas entre 8.000 y 9.000 que aún se pueden construir en el suelo no desarrollado de planes anteriores. Y más las 8.000 que se derivarán de los nuevos urbanizables se legará ala cifra de 2.0000 nuevas viviendas que se podrán construir en el municipio en los próximos diez años.
Por otra parte, esta semana se cumplirá un año de la primera sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJA), atendiendo a la demanda de una familia de Mareo de Arriba, anuló el anterior PGOU, obligando al Ayuntamiento a emprender la revisión de su normativa urbanística al tiempo que recurría el fallo en el Supremo. Fue un 16 de julio cuando se supo que el tribunal declaraba contrario a Derecho el plan Teixidor por errores procedimentales y carecer de una evaluación ambienta

El nuevo Plan General obligará a dejar espacio en los edificios para las bicis

Gijón tiene ya 80 kilómetros de carriles, entre exclusivos, compartidos y sendas, 30 de ellos en zona urbana
EL COMERCIO 10-7-2010
Gijón quiere favorecer el uso de la bicicleta. Hasta ahora lo ha hecho habilitando carriles bici. Y aparcamientos para bicis. Y servicios públicos de alquiler. Incluso, con algunos concejales pedaleando por la ciudad. Pero, en el futuro, dará un paso más. El nuevo Plan General de Ordenación (PGO) obligará a los constructores a dejar un espacio en los nuevos edificios para las bicicletas, a poder ser en la planta baja del inmueble. Es decir, algo así como un aparcamiento interno o un trastero exclusivo para las bicicletas de los vecinos. Porque, reconoce Pedro Sanjurjo, concejal de Urbanismo y usuario de la bici, uno de los principales problemas para los que gustan de ir pedaleando a los sitios, es subir luego la bici a casa, en el ascensor, o al trastero. De ahí que se haya decidido «incorporar al PGO nueva normativa para afianzar la estrategia de la movilidad sostenible».
Será el principio. Lo explicó Sanjurjo durante la presentación de la nueva guía elaborada por Asturies ConBici, que facilitará el uso de este transporte en la ciudad. La asociación planteaba la posibilidad de contar, en el futuro, con una nueva ordenanza de circulación que incorpore la bicicleta. Añadía Sanjurjo, en ese momento, que por ahora Gijón contará con nueva normativa, que será la que incorpore el PGO. Se van desgranando de este modo nuevos datos del plan de ordenación, del que hoy se celebra otra comisión de urbanismo monográfica en la que se tratará sobre los núcleos rurales. En el caso de la obligación de dejar espacio para las bicis, la normativa planteará una ventaja para los constructores: que el espacio que se deje para los vehículos no compute edificabilidad. Es decir, que no restará espacio a construir en el resto del edificio.
La intención es que a partir del nuevo Plan de Ordenación se establezca en la ciudad toda una «estrategia general de movilidad», que se irá desarrollando en el futuro. Una de las cuestiones en las que se basará dicha estrategia es el estudio sobre tráfico que Urbanismo encargó a una empresa externa al Ayuntamiento, al igual que hiciera con los informes medioambientales y de necesidad de vivienda.
El PGO identificará también todos los itinerarios ciclistas, los que ya están hechos y los previstos, itinerarios que habrá que ir actualizando sobre la marcha. En estos momentos, explicaron ayer Sanjurjo y la concejala de Medio Ambiente, Dulce Gallego, Gijón cuenta con 30 kilómetros dentro de la trama urbana que son o carriles exclusivos de las bicis o espacios compartidos con los peatones. Gallego contabilizó otros 50 kilómetros, los de las sendas peatonales del concejo, que también se pueden recorrer a dos ruedas. Aún quedaría la avenida de Schulz, zona compartida para bicis y transporte público. Y la propia asociación Asturies ConBici ofrece además toda una serie de itinerarios recomendados, por calles con tráfico, pero «evitando las grandes avenidas y usando vías en las que, por experiencia, sabemos que se puede circular mejor».
También por su propia experiencia, el presidente de la entidad, Rafael Fernández, asegura que los conductores gijoneses están cada vez más acostumbrados a las dos ruedas. Al menos, «ya no te pitan y te gritan que te apartes».
Porque «nunca hemos querido llenarlo todo de carriles bici, sino hacer una red básica para llegar desde los barrios hasta el centro», dijo Fernández. Una necesidad para algunos que, en el caso de la Concejalía de Medio Ambiente se convierte en virtud para ayudarles a mejorar los siempre polémicos niveles de calidad del aire en el municipio. Menos coches, menos emisiones a la atmósfera. Para la Concejalía de Urbanismo se ha convertido en un objetivo, quizás porque «hasta el concejal va en bici» (ayer mismo la había dejado aparcada en el Muro), porque «debe convertirse en un modo de transporte habitual, cotidiano y normal» y porque debería haber incluso «novios y novias que vayan en bicicleta». Ya dio ejemplo el concejal de Deportes, José Ramón Tuero, eligiendo este medio de transporte para llegar a su propio enlace.
Los itinerarios
Al margen de bromas, el objetivo de unos y otros es «ir introduciendo un cambio de cultura, más itinerarios peatonales y ciclistas» y la posibilidad de recorrer la ciudad de lado a lado, y de Norte a Sur, pedaleando. Para lograr la meta, en el futuro se sumarán vías como el puente del Piles y avenida de Castilla (ahora en remodelación), Pablo Iglesias y Manuel Llaneza (dentro del plan de vías, aunque aplazadas para el próximo mandato) , Salvador Allende, Ramón y Cajal (ambas en obras), en la avenida del Jardín Botánico y Gaspar García Laviana (incluidas en la segunda pase del plan E). Se van sumando kilómetros, muchos más de los que había hace unos años. En 2002 se contabilizan 20. Ahora, sumando las sendas, los carriles exclusivos y los compartidos, serían unos 80.
Todos estos itinerarios estarán incluidos, como queda dicho, en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana, del que hoy se darán a conocer nuevos datos y que se acabará de desgranar en las próximas dos semanas. La nueva normativa sobre obligación de dejar espacios para las bicis se explicará de forma más detallada en las dos últimas sesiones, cuando se informará sobre las características del suelo urbano. Todo ello será aprobado en el Pleno municipal del próximo 30 de julio, al mismo tiempo que el catálogo urbanístico.

1 comentario sobre Sanjurjo `presenta´ segunda dosis de PGO provisional

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>