Archivos

Fotos

2MV_09 marcha05 marcha08 marcha11

¿Catálogo urbanístico? No no, que no es un catálogo, que es un artilugio

¿Una vez más estamos en que lo de respetar las leyes no va con ellos? Según los ediles del equipo de gobierno,  no es necesario que el Catálogo de Elementos Protegidos identifique y recoja todos los elementos a proteger. Por ejemplo la carbayera de Zarracina, según ellos está protegida, pero no quieren que aparezca en el catálogo.

El Catálogo Urbanístico tiene un rango superior al de los Planes Generales de Ordenación, o sea que los PGO tienen que respetar los elementos protegidos que aparecen en el catálogo. Los robles centenarios son elementos a catalogar. Sabiendo esto ¿qué mueve a Churruca y a Sanjurjo a rechazar la catalogación de ese robledal? ¿porqué dicen que su protección «es un tema del PGO»? ¿Será porque les gusta actuar al margen de la legalidad? ¿Será porque es sencillo modificar puntualmente el PGO para hacer desaparecer esa protección y pasar una carretera por la carbayera de Zarracina cuando les parezca?.

El camandulero mayor remata la faena con: «hay mucha gente esperando a que este artilugio se apruebe de forma definitiva para conocer volumetrías» .

No es de extrañar el comunicado de los vecinos de Cabueñes. No es duro a lado de la dura realidad del proceder de los repúblicos.

(Hay decenas de elementos teóricamente  protegidos que no aparecían recogidos en el catálogo puesto a exposición pública recientemente. La carbayera citada no es el único que no aparece, ni mucho menos, pero es que a esa carbayera Churruca le garantiza la protección,  pero sin artilugio protector).

Esperamos por la respuesta a las últimas alegaciones

Protección ambiental garantizada para la carbayera de Zarracina

LA NUEVA ESPAÑA 3-7-2010    La presentación del nuevo Plan General de Ordenación se mezcló ayer en el Ayuntamiento con el debate sobre el catálogo de elementos protegidos a partir de la denuncia de la Plataforma Vecinal contra el Muro de Cabueñes sobre irregularidades en el nivel de protección de la carbayera de Zarracina. El colectivo vecinal insinúa que se eliminó la protección de esa área para favorecer el desarrollo de las infraestructuras vinculadas al futuro residencial de la parroquia.

Pedro Sanjurjo y Jesús Montes Estrada, en representación del equipo de gobierno y como aludidos directos por los vecinos, negaron cualquier modificación en las fichas del catálogo y garantizaron el compromiso político asumido con la parroquia de que se protegería ese robledal. «Ese compromiso no es un tema de catálogo, es un tema de Plan General, y aquí está», indicó Montes Estrada ante el nuevo mapa medioambiental del concejo.

Por su parte, el edil socialista de Urbanismo quiso dejar claro que no hubo modificaciones en la ficha del catálogo referente al área de la «Quinta del Ynfanzón» entre la documentación que salió a información pública en el año 2008 y la que volvió a ser objeto de alegaciones hace unos meses.

Pero el error que detectaron los vecinos de Cabueñes y sus dudas sobre la casualidad de que pueda afectar a una polémica operación residencial es compartido por el grupo municipal del Partido Popular. Su portavoz, Pilar Fernández Pardo, ha presentado una proposición al Pleno para que se paralice el catálogo, se revise buscando posibles errores y se vuelva a sacar a información pública. Sería la tercera vez en poco menos de tres años. «Mejor esto, antes que un vecino lo denuncie y sea el juez quien diga que estaba mal hecho. Como ya pasó con el plan urbanístico», remató el edil Pablo Fernández.

PSOE y PP se enzarzan en el Pleno a costa de la marcha de Areces y el retorno de Cascos

LA NUEVA ESPAÑA- 10-7-2010

Ningún debate político se ajustó ayer al enunciado marcado en el orden del día de una breve pero tensa sesión plenaria. El anuncio de Vicente Álvarez Areces de que no se presenta a la reelección de la presidencia del Principado abrió la veda y los concejales gijoneses le pusieron ayer un toque preelectoral a casi todas sus intervenciones.
Para empezar el pleno, la aprobación de una modificación de 5,1 millones del presupuesto local se convirtió en un ajuste de cuentas entre gobierno y oposición sobre el recorte de los salarios a los funcionarios. El concejal de Hacienda Santiago Martínez Argüelles, al que muchos anuncian como sucesor de Paz Fernández Felgueroso en la Alcaldía de Gijón, defendió la obligación legal de imponer ese recorte entre las críticas del PP y las protestas de un grupo de funcionarios que seguían la sesión desde el espacio reservado al público.
…..
Y para que no faltara nadie, en ese pleno de alusiones también se oyó hablar de Franco. «Eso pasaba con Franco cuando no había democracia», sentenció el popular Pablo Fernández en pleno debate urbanístico. PSOE e IU rechazaron la petición de los populares de volver a cotejar todas las fichas del catálogo de elementos protegidos de la ciudad y sacar el documento de nuevo, lo que sería la tercera vez, a información pública. Esa es la única fórmula que ve el concejal popular Pablo Fernández para ajustar un trabajo en el que, asegura, hay muchos errores. Sin embargo, los representantes del gobierno local- Pedro Sanjurjo por el PSOE y Jesús Montes Estrada por IU- entienden que cualquier error técnico puede ser todavía subsanado sin paralizar un proceso que lleva abierto desde el año 2007. El gobierno local defiende la necesidad de dar luz verde al catálogo en favor de la actividad económica en la construcción.

PSOE e IU rechazan que se revise el catálogo urbanístico

EL COMERCIO 10-7-2010

El PP arremete contra Sanjurjo por «actuar como en el franquismo» tras la desaparición de una fachada incluida como bien protegido
PSOE e IU tumbaron ayer con sus votos una propuesta del PP que pedía revisar íntegramente el catálogo urbanístico y retrotraer en el tiempo su tramitación para que salga de nuevo a información pública sin los errores detectados por el grupo de la oposición en varias de sus fichas. El concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, acusó a los populares de «irresponsabilidad política» por plantear la paralización del inventario de bienes protegidos con arreglo a «una desinformación por no leerse los expedientes y a un error corregido hace un año», en referencia a una finca de Cabueñes donde se ubican los terrenos de la Quinta del Ynfanzón. «Vienen a contar milongas», reprochó.
Sanjurjo invitó a los populares a rectificar en sus pretensiones de hacer retroceder la tramitación, toda vez que la ley permite a la Administración local «corregir de oficio» los posibles errores que haya en un instrumento de estas características. Por ese motivo, les animó a votar favorablemente al documento de aprobación definitiva, que ha recibido 49 alegaciones, en el Pleno del próximo día 30.
El portavoz de IU, Jesús Montes Estrada, recriminó al PP que pretenda «reventar ahora el consenso» que hasta ahora había existido en relación con el catálogo. Y que lo haga, además, «queriendo dar marcha atrás cuando hay mucha gente esperando a que este artilugio se apruebe de forma definitiva para conocer volumetrías y poner en marcha un determinado nivel de actividad económica». El tercer teniente de alcalde recordó, asimismo, que en los años que gobernó la derecha en Gijón «muchos edificios de valor cayeron bajo la piqueta».
El concejal del PP Pablo Fernández contraatacó acusando al equipo de gobierno, precisamente, de «actual como en la época franquista» por otro fallo descubierto en el documento urbanístico elaborado para la protección del patrimonio gijonés. Se trata de una fachada del número 5 de la calle de León XIII que el equipo de Dolmen, autores del catálogo, propusieron para ser incluida como bien protegido y que desde que se inició el proceso de tramitación administrativa ha sido completamente alterada.
Tras la celebración del Pleno, el Ayuntamiento emitió un comunicado en el que se asegura que corregirá de oficio la inclusión por error de dicho edificio de El Llano. En ese sentido, el Consistorio aclara que se trataba de una construcción de planta baja y un piso al que se le otorgaba el nivel de protección ambiental -el mínimo existente- y que en ese solar el PGOU admite el aumento de tres plantas para ocultar las medianeras de los inmuebles colindantes. Respecto a las obras ejecutadas, se matiza que el promotor solicitó y recibió licencia para el recrecido antes de que se dictara al suspensión cautelar de permisos para edificios catalogados o propuestos para nueva catalogación.

La plataforma de Cabueñes tacha de «mentiroso» a Churruca por la política urbanística

LA NUEVA ESPAÑA-11-7-2010

La plataforma ciudadana contra el muro de Cabueñes emitió ayer un duro comunicado contra el tercer teniente de alcalde y portavoz municipal de Izquierda Unida-Bloque por Asturies-Los Verdes, Jesús Montes Estrada, al que acusa de «mentir» en relación al futuro de la carbayera de la parroquia. Según este colectivo vecinal, que se opone al desarrollo urbanístico impulsado por el gobierno local, el también concejal de Política Lingüística y Cooperación Internacional «intenta engañar» a los gijoneses cuando afirma que este espacio natural está protegido de la actividad constructora.

Montes Estrada, «Churruca», aseguró hace unos días que «nadie va a tocar la carbayera» de Cabueñes. Algo en lo que no confían los miembros de la plataforma, que aseguran que «en la modificación mal tramitada y aún no aprobada del catálogo urbanístico de 2010 queda desprotegida». Además, califican dicha modificación de un «engaño al pueblo de Gijón, porque no se sometió» a la pertinente información pública. Por eso, piden al edil de Izquierda Unida que «haga incluir la carbayera en el catálogo» o que «vote en contra del mismo». También exigen una reunión con él, solicitada hace más de un año, y le tachan de «adalid» de un equipo de gobierno caracterizado por «la arrogancia, la chulería y la ignorancia».

La Plataforma de Cabueñes acusa a Montes Estrada de «mentir» en el último Pleno

EL COMERCIO 11-7-2010

Jesús Montes Estrada aún no ha respondido a una carta enviada en abril de 2009 por la Plataforma Ciudadana contra el Muro de Cabueñes. Y en el Pleno de anteayer, el concejal de Cooperación ha querido «tranquilizar» a los vecinos, afirmando que «nadie va a tocar la carbayera de la Quinta del Infanzón». Pero la Plataforma no le cree y responde que «Churruca miente, pero no nos engaña, porque no tenemos ninguna duda de su posición y, en cambio, tenemos la certeza de haber sido traicionados por él».
Y evocan toda la tramitación urbanística que afecta a la zona. «El Plan Teixidor 2007 sacrificaba la carbayera para permitir el lucro de Ovidio Blanco y otros, y la modificación, mal tramitada y aún no aprobada, del Catálogo Urbanístico de 2010 queda desprotegida. El único modo de mantener ese enclave es dejarlo integrado en el catálogo».

El catálogo urbanístico recibe 49 alegaciones

El Pleno procederá a su aprobación definitiva en el mes de julio, que pondrá fin a una larguísima tramitación

EL COMERCIO-19-6-2010
Pedro Sanjurjo adelantó el pasado mes de marzo que «el próximo verano» Gijón contaría con un catálogo urbanístico. Y ayer afirmó que será el próximo mes de julio cuando el Pleno municipal dé luz verde definitiva a un documento que ayer mismo cerró su segundo periodo de información pública con 49 alegaciones presentadas.
Con ello se cierra un larguísimo y complejo proceso que, en realidad, comenzó en febrero de 2007, cuando el equipo de gobierno adjudicó a Dolmen S. L. la revisión del catálogo de Gijón, que databa de la década de los 80, al hilo del Plan General de Ordenación Urbana de José Ramón Fernández Rañada. Incluía solamente 800 elementos, todos edificaciones, mientras que el que ahora se aborda recoge 2.878 elementos a proteger.
Pero el trayecto hasta aquí no ha sido fácil ni corto. La tramitación comenzó tras la revisión del Plan General de Ordenación posteriormente anulado y en ella se incorporaron los dictámenes, vinculantes, de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA) y de la Comisión de Patrimonio del Gobierno regional. Precisamente la intervención de Patrimonio fue la que propició la inclusión de 51 edificios más de la ciudad con protección integral, que en un principio estaban catalogados con un nivel parcial. Todos ellos están incluidos en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Asturias y supone la limitación, en gran medida, de la intervención de los propietarios sobre su interior.
El elevado número de modificaciones propició que el pleno de abril aprobara un nuevo periodo de información pública que finalizó ayer. Durante ese tiempo, los ciudadanos pudieron conocer al detalle el listado de todos y cada uno de los 2.878 elementos que componen el catálogo urbanístico de Gijón, 78 más que los del primer documento que salió a información pública. De ellos, 397 pertenecen al Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de Cimadevilla.

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>