Archivos

Fotos

2MV_25 2MV_34 2MV_35 marcha15

Hablan de revisar el PGO

Aparecen en prensa noticias de que el nuevo equipo de gobierno del ayuntamiento de Gijón está iniciando una revisión del PGO recientemente aprobado. Con lo que ha trascendido, no logramos hacernos una idea de los criterios que FAC aplicará para las modificaciones de las que hablan las noticias, ni sabemos si habrá tomado conocimiento de las alegaciones formuladas en su día o del contenido de los 74 recursos conteciosos contra el PGO presentados ante el TSJA. Tampoco resulta comprensible, ni nada tranquilizador, lo que trasciende del criterio de la concejala de urbanismo sobre la problemática de los suelos urbanizables nuevos. Parece que habrá que esperar a la obligatoria exposición pública de la revisión anunciada para saber qué es realmente lo que planean. Con lo que se conoce por las noticias de prensa es como para temer que los políticos continuan dando la espalda a la realidad y a la legalidad.
Ocho años a vueltas con el urbanismo de Gijón, un plan iniciado en 2003, fuertemente contestando por la ciudadanía, aprobado definitivamente en 2007, recurrido por 37 asociaciones y personas, anulado por el TSJA en 2009; otro plan que viene a ser mas de lo mismo y “mas pa con ello” eleborado y tramitado aprisa y corriendo y aprobado definitivamente en 2011 justo antes de las eleciones, otro PGO que supera al anterior en número de recursos en su contra -74 frente a 37, los duplica-, un nuevo gobierno que se opone a su paralización cautelar y habla de revisarlo… ¿de qué valdrían estas revisiones si nuevamente resulta anulado por los tribunales?
¿Para cuando un poco de cordura? ¿Para cuando tendrá Gijón un PGO razonable y jurídicamente seguro? ¿Hasta cuando seguiremos con esta “condena a galeras” urbanísticas?

Foro revisará el Plan General para permitir una mayor edificación en la zona rural

EL COMERCIO 5-11-2011 OLGA ESTEBAN El equipo de gobierno plantea ampliar los núcleos y permitir construir en parcelas más pequeñas

El equipo de gobierno de Foro Asturias revisará el Plan General de Ordenación, aprobado el año pasado, con un objetivo claro: cambiar las condiciones de edificación en la zona rural gijonesa. Foro lo había anunciado en campaña electoral, lo había recogido en su programa y ahora está ultimando los trámites previos necesarios para abordar esta revisión parcial que se basará en tres aspectos fundamentales, todos ellos encaminados a facilitar una mayor edificación en las parroquias del concejo. Ese objetivo se conseguirá, en primer lugar, con un crecimiento de los núcleos actuales (ahora hay 154 en las 25 parroquias, lo que supone un 12% del territorio municipal). En segundo lugar, flexibilizando las condiciones para parcelar los terrenos. Y, en tercero, aumentando la superficie máxima edificable por parcela.
Son tres cuestiones, reclamadas una y otra vez por los vecinos de la zona rural y que han provocado, de hecho, muchas de las protestas contra los planes urbanísticos anteriores. Es más, de las 1.500 alegaciones presentados contra el último documento del PGO, unos 800 estaban relacionados con estas cuestiones. El argumento más escuchado fue que querían edificar en sus fincas, para sus hijos. Estas reclamaciones fueron rechazadas una y otra vez por los gobiernos de PSOE e IU alegando que las necesidades de vivienda de la zona rural están suficientemente atendidas. Las últimas cifras indican que en las parroquias hay unas 3.900 casas construidas y que aún había capacidad -sin introducir modificaciones urbanísticas- de levantar otras 4.300. Es decir, un crecimiento potencial del 109%. Eran las explicaciones que repitió en varias ocasiones el anterior concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, quien defendía que esa situación permitía asegurar la capacidad residencial para las personas que tenían su medio de vida en el campo gijonés. Porque su máxima era que el suelo de la zona rural no era «para chalés», sino para la gente que vive del medio rural.
El PP nunca estuvo de acuerdo con estas decisiones. Y Foro tampoco. En su programa electoral recogían que «revisarían aquellos planteamientos que hayan sido formulados sin un riguroso diagnóstico de la situación, tales como la delimitación de núcleos rurales existentes». Hablaban, además, de hacerlo con «voluntad de diálogo y consenso».
Demanda real
La revisión parcial que iniciará ahora el equipo de gobierno tratará, en primer lugar, de tener en cuenta la demanda real de vivienda en los núcleos, que fijarán sus límites coincidiendo con aspectos geográficos, trayectorias de viales o caminos y con los límites de las parcelas. En cuanto a la parcelación de las fincas, Foro plantea la posibilidad de rebajar la superficie mínima de la parcela edificable. En estos momentos, la extensión mínima para segregar un terreno en el que poder levantar una vivienda es de 2.000 metros cuadrados. Esa cifra se rebajaría en esta modificación del PGO, pero nunca sería inferior a 1.000 metros cuadrados (el PP había llegado a plantear una extensión mínima de 600 metros).
La modificación puntual del Plan General pasaría también por ampliar la superficie máxima edificable por cada parcela. En estos momentos, el planeamiento permite construir una casa de 250 metros cuadrados, como máximo. La idea de Foro es aumentar hasta los 300 metros cuadrados, cifra permitida por la normativa autonómica. Es decir: se trata de revisar todas y cada una de las cuestiones que afecten al catálogo de núcleos rurales de Gijón, entrando de lleno en una de las que más polémicas han levantado en los planeamientos urbanísticos de los últimos años, que ‘lidiaron’ los anteriores concejales socialistas, Jesús Morales primero y Pedro Sanjurjo después.
Ahora es Lucía García la responsable de este área municipal y la que liderará esta nueva revisión, que se anuncia unos pocos meses después de la aprobación definitiva del último Plan General de Ordenación. Este nuevo equipo considera que el último documento aprobado prestó demasiada atención a los nuevos suelos urbanizables (como Cabueñes, Granda y Castiello de Bernueces, actuaciones también muy polémicas) y «muy poca a la demanda de la zona rural y, en especial, de los núcleos rurales».
Cree Foro que hay posibilidad de mejora para esas zonas, teniendo en cuenta que «la actual delimitación de los núcleos es prácticamente coincidente con la que recogía el plan de 2005 que, a su vez, tan sólo se incrementaba ligeramente respecto al plan de 1999».

Urbanismo descarta cambios en Cabueñes y Granda para evitar reclamaciones económicas

EL COMERCIO 6-11-2011 OLGA ESTEBAN  No obstante, abre la puerta a algunas «reformulaciones» en caso de que los constructores no cumplan los plazos

«Nuestra responsabilidad en la gestión no incluye actuaciones que pudieran abocar a la ruina al Ayuntamiento». Con esa frase, el equipo de gobierno deja clara la imposibilidad de plantear cambios importantes en los nuevos suelos urbanizables residenciales que ya habían sido aprobados en el anterior plan. Alguno de ellos, incluso, ni siquiera tuvo que volver a ser tramitado, al contar ya con la aprobación definitiva cuando llegó la anulación judicial del plan, caso de Castiello y del polígono industrial de La Hoya-Casares. De todas formas, los nuevos urbanizables son muchos más: Infanzón, Porceyo, Peñafrancia, Cabueñes y Granda, además del de Castiello. Pues bien, esos proyectos no pueden ser modificados para evitar que el Consistorio «tenga que hacer frente a importantes reclamaciones patrimoniales por disminución de los derechos adquiridos de los diferentes propietarios».
En esa línea se habían expresado ya la propia alcaldesa y la concejala de Urbanismo y ahora está decidido. La revisión del PGO que afrontará el equipo de gobierno y que ayer adelantó EL COMERCIO no contemplará ninguna intervención en estos proyectos. No obstante, sí se deja la puerta abierta a «posibilitar su reformulación», mediante el «control de los plazos de ejecución». Esto significa que el equipo de gobierno va a estar muy pendiente de que los promotores de cada uno de los planes vayan cumpliendo los plazos legales para dar cumplimiento a cada uno de los trámites necesarios hasta llegar a las obras. Porque entre la aprobación del Plan General y el movimiento de tierras hay un largo recorrido, que dura años, en el que se van presentando los planes parciales, los proyectos de compensación, los de urbanización… Y hay unos plazos máximos marcados por ley, aunque no sea habitual reclamarlos. Pues bien, Foro Asturias abre la puerta a hacer uso de esos tiempos porque, en caso de no cumplirlos, se abriría la posibilidad de introducir cambios en los proyectos, incluida la rebaja de edificabilidad, sin que los promotores pudieran pedir al Ayuntamiento una compensación económica. Por el momento, los proyectos están en plazo y en la mayoría de los casos ya se han presentado los primeros documentos.
Además, el gobierno local de Foro Asturias plantea «contar con la implicación de todos los agentes para que los desarrollos de los planes ultimados, presentes y futuros, se lleven a cabo con el máximo respeto al entorno, adoptando tipologías acordes a sus características y potenciando la edificación sostenible». En este sentido, parece ser que ya ha habido algunas conversaciones con promotores para intentar que el diseño de los bloques, sin modificar un ápice la edificabilidad, se adapte mejor al entorno.
Así las cosas, cuando arranque esta revisión de un plan aprobado de forma definitiva el pasado mes de mayo, seguirán adelante los proyectos para el Infanzón (370 viviendas unifamiliares en un ámbito de 650.000 metros); Porceyo (1.200 unifamiliares en un millón de metros); Peñafrancia (152.000 metros y 70 casas, además de una residencia de estudiantes); Cabueñes (260.000 metros para 580 viviendas en bloques y servicios terciarios); Granda (1.000 viviendas en bloques, en 300.000 metros) y Castiello, el proyecto más grande, con 2.430 pisos en bloques de bajo más cuatro alturas. La ciudad tiene en marcha, además, el nuevo barrio de Jove y aún hay suelo por desarrollar en Roces.

El PSOE dice que hay «exceso de suelo» y que la revisión del PGO «no es prioritaria»

IU cree que con la ampliación de los núcleos rurales Foro Asturias «se cargará el modelo de Gijón»

EL COMERCIO 6-11-2011 OLGA ESTEBAN

«No es un problema de Gijón en este momento». El portavoz del PSOE resumió con esta frase su opinión sobre el anuncio del equipo de gobierno de iniciar una revisión del Plan General de Ordenación para dar mayor edificabilidad a la zona rural gijonesa. Santiago Martínez Argüelles considera que «hay exceso de suelo urbano y no urbano» en estos momentos, que «no hay mercado» y que, por tanto, no es en absoluto necesario modificar un plan que sólo tiene unos meses. Eso le hace pensar a Argüelles que el anuncio del equipo de gobierno es «una extraña estrategia electoral».
Según el portavoz de la oposición, «alguien tendrá que explicar las razones de por qué esa revisión es una prioridad ahora, cuando en Gijón hay 1.500 parados más en los últimos dos meses». Esa, defiende, debería ser la única preocupación: el desempleo. «A mí me preocupa mucho. Hay que tener claras las prioridades. No están centrando la jugada y hay que centrarla. O ponemos los esfuerzos en el empleo o flaco favor le hacemos a los gijoneses». No quiso entrar el portavoz socialista demasiado en el contenido de la propuesta de Foro Asturias: el hecho de ampliar los núcleos rurales, flexibilizar la parcelación y aumentar la edificabilidad por finca. «La fidelidad de Foro es nula. Cuando presenten una propuesta formal, hablaremos de ello».
Sí entró en el fondo de la cuestión el portavoz de IU, Jorge Espina, quien se mostró preocupado por la propuesta, que considera «grave» porque, de aprobarse, «se carga el modelo de desarrollo sostenible y medioambiental de Gijón». Espina insiste una y otra vez en el valor del entorno rural del concejo, una de «nuestras señas de identidad». Abrir la puerta a una ampliación de núcleos supone «dar pie a una especulación pura y dura».
«Plagar la zona de chalés»
Jorge Espina coincide con Argüelles en que no es necesario más suelo urbanizable en el concejo, basándose en las cifras ofrecidas por el anterior equipo de gobierno durante la última revisión urbanística: que las parroquias gijonesas aún tiene capacidad para construir otras 4.300 casas, lo que supone un aumento del 109%. «Con ese espacio cubren las necesidad de hijos, nietos y bisnietos», en referencia al argumento esgrimido siempre por los vecinos de la zona rural, que pedían edificar para sus descendientes. «No se trata de eso. Lo que quieren es plagar la zona rural de chalés». Y eso, dice tajante Espina, es «un error político y una barbaridad» que IU piensa «combatir».
El portavoz de la coalición está además convencido de que este anuncio ya está pactado con el Partido Popular, que siempre se había mostrado de acuerdo en facilitar una mayor edificación en la zona rural. «Que se dejen de este baile de disfraces y acuerden de una vez todo lo que tengan que acordar».
Con todo, Espina dice que hay «mucho desencantamiento con Foro» en la ciudad, con un gobierno en situación «bochornosa, kafkiana y esperpéntica». Y en clara alusión a la zona rural y a sus protestas anteriores, dice que «éste es el momento de hacer una marcha verde en defensa del modelo rural».

La ampliación de los núcleos rurales, una «buena noticia» para los vecinos

La alcaldesa defiende la modificación del PGO porque el anterior plan «tenía muy poca sensibilidad con la zona rural»

EL COMERCIO 6-11-2011 OLGA ESTEBAN
Era evidente que les iba a gustar el anuncio. La decisión del equipo de gobierno de revisar el Plan General de Ordenación para otorgar una mayor edificabilidad a los núcleos rurales es «una buena noticia» para los vecinos de las parroquias gijonesas. Lo dijo, en nombre de todos, Antonio García, presidente de la asociación de Deva, abogado de la federación vecinal Les Caseríes y de algunos de los vecinos que consiguieron las primeras sentencias que anularon el Plan General de 2005. «Esas fueron nuestras peticiones: revisar lo referente a los núcleos, porque ahora está mal definido. Eso no significa que todo tenga que pasar a ser núcleo». De hecho, la zona rural esperaba que, durante la última tramitación, se hubiera llevado a cabo este trabajo, pero «nos llevamos un chasco, porque no se aprovechó el trámite».
Antonio García está convencido, como el actual equipo de gobierno, de que los núcleos aún tienen capacidad de crecimiento, cumpliendo siempre la normativa regional del suelo, que impide que crezcan más de un 50% de la superficie actual. El portavoz vecinal insiste en que, «sin consentir que todo se convierta en núcleo», hay motivos «objetivos» para que muchas parcelas sean consideradas dentro de los núcleos (porque tienen saneamiento, electricidad, aceras…) y más teniendo en cuenta que «después aparecen nuevos urbanizables en medio de la zona rural».
Parcelación
En cuanto a la intención del gobierno local de flexibilizar las condiciones para parcelar una finca, Antonio García también lo defiende. Ahora, la extensión mínima son 2.000 metros cuadrados. Urbanismo aún no lo ha especificado, pero sí está claro que se rebajará la cifra. «El modelo actual no es realista. Exige un uso excesivo del suelo», defiende García, quien confía en que la revisión del plan se lleve a cabo lo antes posible porque en la zona rural, defiende, hay una «necesidad real de vivienda».
No hay plazos por el momento, pero sí la decisión de «iniciar la revisión, para lo que se buscarán los apoyos necesarios», dijo ayer mismo la alcaldesa, quien se limitó a recordar que ya en el programa electoral de Foro Asturias recogían su intención de revisar el tratamiento de los núcleos rurales, ya que el plan anterior «pasó de la zona rural, tuvo muy poca sensibilidad».
El desacuerdo de Foro no vino sólo por el fondo, sino también por la forma, ya que el PGO se aprobó «en el último minuto del partido, ya fuera de tiempo», explicó Carmen Moriyón. Contra dicho plan se han presentado ya 74 recursos ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

El Ayuntamiento eliminará el suelo industrial en el plan de Gijón Fabril

El proyecto para el área de la avenida del Príncipe de Asturias reservaba un 30% del espacio para industria limpia

EL COMERCIO 7-11-2011 OLGA ESTEBAN
La revisión del Plan General de Ordenación que el equipo de gobierno piensa emprender no se limitará a hacer cambios en la zona rural. Foro Asturias aprovechará la ocasión para realizar algunas otras modificaciones en la trama urbana. Una de ellas, en el denominado plan especial Gijón Fabril: 27.820 metros cuadrados en la avenida del Príncipe de Asturias, una zona de naves industriales cuyo futuro pasaba, según el plan elaborado por el anterior gobierno local, por convertirse en una zona predominantemente residencial pero donde se reservaba un 30% del suelo para industria limpia. Pues bien, la intención de Foro es «eliminar el uso industrial previsto, en aras a facilitar el traslado de las actuales industrias inmersas en una trama residencial».
Esta actuación en Príncipe de Asturias formaba parte de todo un proyecto para transformar la vía, siempre a la espera de que el Ayuntamiento consiguiera la titularidad de la vía, para convertirla en urbana, una calle que debería unir Pumarín y La Calzada. El exconcejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, había planteado varias bolsas de suelo en los bordes de la vía, para usos residenciales, reservando siempre una parte para la industria. La segunda parte de este plan era la actuación en Gijón Fabril, un espacio ahora industrial en el entorno del Príncipe de Asturias, pero también junto a la avenida de Los Campones. Es el área donde se ubica la antigua fábrica de Flex, entre otros.
La ficha del PGO habla de dar a la zona una edificabilidad de 1,250, lo que supone una estimación de algo más de 240 viviendas. Pero serán más. Porque la concejalía de Urbanismo entiende que «se debe realizar un estudio económico más riguroso de la actuación al objeto de garantizar el mantenimiento del empleo y el pago de las infraestructuras que el desarrollo del ámbito precisa, planteando un uso residencial y terciario y eliminando el uso industrial previsto». No especifica por el momento el nuevo equipo de gobierno si se mantendría lo recogido en el plan actual sobre la reserva del 30% de la actuación como viviendas de protección. En principio, la altura de los bloques iba a ser de bajo más siete plantas, y se dejaba la puerta abierta al desdoblamiento de la avenida Juan Carlos I a su paso por este ámbito.
El Muselín
Es este uno de los cambios previstos para la zona urbana, pero no el único. Ya es sabido que el equipo de gobierno no está de acuerdo con la decisión tomada por la anterior Corporación respecto a la desaparición del barrio de El Muselín. Por el momento se está llevando a cabo el estudio geológico y geotécnico de la zona, para determinar si realmente existe riesgo para los vecinos. El PSOE concluyó que sí y por eso elaboró un proyecto que convertirá el barrio en una gran zona verde, algo a lo que los vecinos se han opuesto desde el principio. El gobierno de Foro asegura que pretende «conocer con rigor su situación actual», y la propuesta para el barrio se abordará cuando se conozcan los resultados de los estudios. «Si esos informes dicen que no existe un peligro real en el barrio, El Muselín no se irá», afirmó ayer mismo la alcaldesa.
Con estas líneas se abordará una nueva revisión parcial de un Plan General de Ordenación que ahora mismo tiene sólo medio año ‘de vida’. Foro ya había anunciado durante la campaña que estaba en desacuerdo con las decisiones urbanísticas tomadas en la última etapa. Y tratará ahora de adaptarlas a su criterio. Años movidos para el urbanismo gijonés, desde que en 2005 se aprobara el plan elaborado por el equipo de Luis Felipe Alonso Teixidor, siendo la característica más destacada el definitivo salto de la Ronda Sur.
Pero en julio de 2009 el Tribunal Superior de Justicia de Asturias dictó sentencia anulando dicho plan y arrancaba así la etapa más complicada. A la vez que se presentaba recurso ante el Tribunal Supremo, el Ayuntamiento ponía en marcha una revisión (el anterior procedimiento seguido había sido la modificación), aprobada de forma definitiva el pasado mes de marzo y que, según lo anunciado ahora, tampoco es definitiva.

Los sindicatos exigen mantener el suelo industrial del PGO para firmar el pacto social

La Plataforma de Cabueñes insiste en que el plan urbano de la parroquia aún se puede modificar

EL COMERCIO 8-11-2011 OLGA ESTEBAN
La firma del futuro pacto social de la ciudad, ahora en plena negociación entre Ayuntamiento, Fade y sindicatos, pasará en gran medida por las previsiones de reserva de suelo industrial. Así lo indican los sindicatos, firmes en su defensa de cada metro cuadrado calificado en la ciudad para este fin. CC OO y UGT advierten al equipo de gobierno de que no aceptarán ninguna recalificación del suelo industrial reservado en el actual Plan General de Ordenación. «No vamos a permitir pelotazos ni recalificaciones». «Nos oponemos a cualquier modificación respecto al suelo industrial». Son las frases, contundentes, utilizadas ayer por los portavoces de ambos sindicatos, los mismos que están participando en las negociaciones del pacto social.
Esta es la respuesta a la intención del equipo de gobierno, adelantada ayer por EL COMERCIO, de eliminar el suelo industrial previsto en el plan especial Gijón Fabril, en la avenida del Príncipe de Asturias. El PGO recoge que en este área de 27.820 metros cuadrados, ahora ocupados por naves, se levantarían unas 240 viviendas (un 30% con algún tipo de protección), pero se reservaba un 30% del suelo para usos industriales. Ahora, el gobierno local de Foro Asturias plantea destinarlo todo a uso residencial y terciario, entre otras cosas para «garantizar el pago de las infraestructuras que el desarrollo del ámbito precisa».
No ha sentado demasiado bien el anuncio, en plena negociación del pacto social, más aún teniendo en cuenta que en la última reunión se empezó a hablar precisamente de esto, de suelo industrial. Roque Galcerán, de CC OO, es contundente: «El debate del Plan General ya se cerró. Y si lo quieren volver a abrir, habrá que hacerlo en toda su extensión. Ya hemos advertido al equipo de gobierno de que, para nosotros, el pacto social tiene que recoger el mantenimiento de todo el suelo industrial, prioritariamente Mina La Camocha y Naval Gijón». Y de ahí no se van a mover.
Es más, ni siquiera se plantea la posibilidad de que la nueva concertación social, que todas las partes tenían intención de firmar antes de fin de año, pueda salir adelante sin recoger un capítulo explícito sobre suelo industrial. «Eso no se contempla», afirma tajante René Fernández, de UGT, quien adelanta que la postura del sindicato en la negociación será no aceptar ninguna modificación del suelo reservado para actividad industrial.
Respecto al caso de Gijón Fabril, UGT solicitará esta semana al equipo de gobierno más información, básicamente para saber si el área industrial que se elimina de Príncipe de Asturias se permutará por otra zona de similares dimensiones en el concejo. En cualquier caso, UGT pide «no hacer populismo con el suelo». Precisamente es la misma palabra que utilizó UPyD para criticar los «intereses especulativos» que, a su juicio, tiene Foro.
El equipo de gobierno ha transmitido a las organizaciones sindicales que el suelo industrial disponible es suficiente para atender la demanda de los próximos cuatro años, debido al descenso de este mercado, igual que el de suelo residencial. Pero los sindicatos defienden que es necesario hacer una previsión a más largo plazo, para que no exista nunca la posibilidad de quedarse sin suelo ante la demanda empresarial y que eso pudiera suponer la pérdida de inversiones.
Por su parte, la presidenta de la asociación de vecinos de La Calzada, Teresa Prada, pone en duda la necesidad de realizar cambios en el plan Gijón Fabril. «En esta época no va a haber demanda ni para el suelo industrial ni para el residencial. Lo que más nos preocupa es el soterramiento de las vías. Lo demás me da la sensación de que es hablar por hablar».
Hasta aquí el suelo industrial. Porque el principal cambio que el equipo de gobierno quiere introducir en el PGO es facilitar una mayor edificabilidad en la zona rural, mientras que rechaza introducir cambios en los nuevos suelos urbanizables, esto es, en los grandes proyectos de Cabueñes, Granda, Infanzón… La decisión tampoco ha sentado demasiado bien en la primera parroquia, donde la activa plataforma que se opone a la construcción del ‘muro de Cabueñes’ se reunirá para tratar concretamente esta cuestión.
Su portavoz, Francisco Cadórniga, recordó que el tema está aún pendiente de un contencioso administrativo, por lo que «nosotros -dice- no tiramos la toalla». Defienden que se pueden introducir cambios en el planeamiento sin pagar indemnizaciones a los promotores, ya que el plan no estaba aprobado de forma definitiva y, por tanto, no se ha tramitado ninguna licencia.

¿Es urgente revisar el PGO?

EL COMERCIO 08.11.11 – SANTIAGO MARTÍNEZ ARGÜELLES | PORTAVOZ DEL GRUPO SOCIALISTA Y PROFESOR UNIVERSITARIO
Nos enteramos por EL COMERCIO de que el gobierno gijonés de FAC pretende modificar de inmediato el recién aprobado Plan General de Ordenación (PGO, en adelante) para incrementar la edificabilidad en la zona rural gijonesa. Siguiendo la práctica a la que nos está acostumbrando el equipo de Carmen Moriyón, conviene no fiarse ni de lo que dicen que van a hacer, ni de cuándo, ni de cómo.
Es evidente que en estos momentos no existe demanda de suelo, ni urbano, ni no urbano, ni en Gijón, ni en España. Creo que existe acuerdo en que la edificabilidad permitida en el suelo aún pendiente de desarrollo en Gijón es más que suficiente para atender la demanda de los próximos años. Incluso desde algunos ámbitos se han planteado alegaciones que sostienen que pudiera ser excesiva. Así que no existe interés público alguno para aumentar ahora el suelo edificable gijonés.
También es evidente que los responsables municipales no han pensado en el modelo de desarrollo que quieren para la zona rural gijonesa. Parece que abandonan la opción de su preservación medioambiental y se decantan por llenarlo de casas. Conviene dejar claro qué se persigue para que no haya equívocos y para poder comprobar si lo que se pretende encaja con lo que dice la normativa urbanística autonómica y estatal, porque es posible que se estén generando unas expectativas que no se puedan cumplir con la legislación actual.
Tampoco parece que hayan pensado por ahora cómo van a financiar las nuevas infraestructuras de servicios (entre otras: viales, saneamiento, agua, electricidad o comunicaciones) que son necesarias para atender el crecimiento de las edificaciones en la zona rural.
Este equipo de gobierno rehuye el debate, quizás porque sigue sin saber qué es. Pero ya es habitual que este tipo de anuncios sea incompleto, no se haga en el sitio adecuado, ni por alguien que se responsabilice de lo que dice. Y lo que es peor, también es habitual que el resultado final difiera mucho de lo supuestamente anunciado. Eso sí, si las cosas no salen, la culpa será de los demás.
Quienes e dicen que «no son políticos», lanzan con calculado oportunismo electoral algo que parece más un globo sonda que una propuesta valorada serenamente tanto cuanto a las posibilidades legales de actuación como en sus consecuencias reales. Lamentablemente, esta superficialidad y falta de rigor se está convirtiendo en el modo de hacer del gobierno local de Moriyón.
En estos momentos, lo que es verdaderamente urgente es el empleo. No el Plan General de Ordenación. Ahora es prioritario definir estrategias que permitan contribuir a la creación de empleo en nuestra ciudad, así como atender sus consecuencias sociales; porque el paro ha crecido a un ritmo de casi 800 personas al mes en los últimos dos meses.
Quizás FAC crea que se puede salir de la crisis repitiendo el modelo económico que impulsó Cascos cuando formó parte de los gobiernos del PP. Un modelo que propició la gran burbuja inmobiliaria cuyas dramáticas consecuencias padecemos ahora.
A las puertas de las elecciones generales, conviene recordar que durante los próximos años ni la construcción será el principal motor del crecimiento, ni el suelo una fuente de riqueza. Tanto el PP como FAC autoproclaman que ellos solucionarán la crisis. Para lograrlo, anuncian como señuelo la reedición de un modelo de crecimiento especulativo. Especulación que se ha convertido en el fracaso actual y que en este momento es, simplemente, un modelo imposible, porque ni hay demanda, ni hay financiación, ni hay necesidades.

1 comment to Hablan de revisar el PGO

  • Coté

    ¡Rómpese un PGOU!
    Magnifico tonel, de dimensiones incalculables, rompiose ayer por los muy nobles ciudadanos del Xixión rural.A la par, n´el Ayyuntamientu de la Villa , lanzabanse castañes unos aotros los mandatarios, ya muy mayuques, porque nadie alcordabáse de cual de los munchos amagüestos teníenles guardaes.
    El casu ye, que el perfidu tonel rompieronlu los xueces c´ol martiellu madera. Lo demás, allá cuentos.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>