Archivos

Fotos

2MV_03 2MV_17 2MV_35 marcha06

Sanjurjo se retrata

Dicen una cosa, pero hacen la contraria. En realidad, el concejal de urbanismo viene a darnos la razón, porque este PGO que tramitan no es para los próximos diez años, sino para los cien, y al ritmo de construcción de los buenos años. Sus declaraciones meten miedo ¿no sabe sumar? ¿sólo sabe mentir? ¿es tan enorme su ignorancia y/o su soberbia? ¿De verdad piensan los políticos que las cosas están como hace 7 años, que la gente tiene los mismos recursos que antes, que se puede vivir como antes?. A lo mejor es que ellos sí. Sólo ellos.

El PGO recibe 1.436 alegaciones, la mitad relacionadas con suelos no edificables

Sanjurjo cree haber conseguido «un consenso amplio» en un «clima muy distinto» al del planeamiento de 2005, contra el que hubo 3.040 recursos

LA NUEVA ESPAÑA- 23-10-2010-Miriam SUÁREZ
Tras un período de información pública de dos meses y medio, el Ayuntamiento de Gijón daba ayer por cerrado el plazo para la presentación de alegaciones contra el nuevo Plan General de Ordenación (PGO). El documento, a la espera de los escritos que puedan llegar por correo, ha recibido 1.436 recursos. Una cifra que queda muy lejos de las 3.040 reclamaciones ciudadanas que pesan sobre el planeamiento urbanístico todavía vigente. «El clima es muy distinto a cuando se aprobó el plan de 2005. En esta ocasión, yo creo que hemos conseguido un grado de consenso muy amplio», valoraba ayer el concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo.

Muchas de las operaciones que entonces fueron motivo de polémica ya no tienen vuelta atrás. Pero también influye, según el edil socialista, que «la ciudad haya ido evolucionando en el conocimiento del urbanismo y, aunque lógicamente siempre quedan aspectos objeto de duda, existe un criterio de ordenación en el que coincidimos muchos». A saber: «El de la ciudad compacta, en la que se prioriza el suelo industrial y se exprimen al máximo los suelos urbanos ya consolidados, como es el caso de las actuaciones previstas en la avenida Príncipe de Asturias, Gijón Fabril o la ronda Oeste».

El nuevo PGO «perfecciona» el urbanismo gijonés sin prescindir de los grandes desarrollos residenciales que el Plan General de 2005 localizaba en zonas rurales como Cabueñes, Granda, Porceyo o el Alto del Infanzón. Se genera así una reserva de suelo urbanizable con capacidad para 21.000 viviendas, lo que desde el punto de vista de los vecinos de la zona rural resulta «excesivo» y «está fuera de la realidad económica y demográfica» de la ciudad.

Ayer, el concejal de Urbanismo replicaba que «nuestro plan es uno de los más contenidos que actualmente se están tramitando en Asturias». Y matizaba: «Que se planifiquen 21.000 viviendas no significa que se vayan a desarrollar. Eso lo va a marcar la dinámica del mercado. Este plan posiblemente no se agotará en 10 años -período de validez que se atribuye a este tipo de documentos- y eso es una ventaja, que repercutirá positivamente en el precio del suelo y la vivienda».

Urbanismo asegura que los recursos se van a estudiar «sin apresurarnos»

El uso de los terrenos de Naval Gijón o la desaparición de El Muselín, entre las actuaciones más polémicas

LA NUEVA ESPAÑA- 23-10-2010-Miriam SUÁREZ

La mitad de los recursos presentadas contra el Plan General de Ordenación están relacionados con suelos no edificables; sólo un 1 por ciento se refiere a terrenos urbanizables, y en torno al 15 por ciento trata sobre solares clasificados como urbanos. «La mayoría son alegaciones sobre fincas o asuntos particulares», subrayaba ayer Pedro Sanjurjo. «Aproximadamente 80 proceden de colectivos o entidades», añadió.

Es el caso de la Confederación Asturiana de la Construcción, el Partido Popular, la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, la Federación «Les Caseríes», el Colectivo de Vega en Defensa del Medio Rural, la Federación vecinal de la zona urbana o el Colegio de Arquitectos. «Creemos que el Plan General necesita matices y un análisis más profundo», opinan los arquitectos asturianos. Y apuntan: «No deberían estudiar la vivienda desde 2001, porque los datos quedan desfasados, sino en el período 2005-2009».

La lista de alegantes también incluye a asociaciones de vecinos como la de Poniente, muy crítica con el plan especial de Naval Gijón; la de El Muselín, un barrio que desaparecerá para convertirse en un gran espacio natural, o la de Vega, preocupada por que se reconozcan los verdaderos riesgos geológicos que existen en la parroquia. Los ecologistas, por su parte, miran con lupa los terrenos reservados a Cogersa en el entorno del vertedero de Serín, la Zona de Actividades Logísticas y las construcciones en altura previstas por la concejalía de Urbanismo.

Por contra, Pedro Sanjurjo destacaba ayer el hecho de que «un 35 por ciento de los pisos previstos en el plan estará sujetos a protección, aumentando el porcentaje exigido por la ley del Suelo allí donde tengamos oportunidad, como en el ámbito que se genera en Sanz Crespo con el traslado del Albergue». También incidió en que «sólo se amplía el urbanizable en un 5 por ciento, del cual el 3 por ciento se destina a la actividad industrial».

El Ayuntamiento ha tenido que revisar su planeamiento urbanístico a raíz de las más de treinta sentencias desfavorables que ha emitido el Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Los fallos anulan el PGO de 2005 al detectar carencias en su tramitación medioambiental y en el proceso de participación ciudadana. Los recursos que el Ayuntamiento interpuso ante el Supremo están admitidos a trámite, aunque «pasará tiempo antes de que se resuelvan; en cualquier caso, prevalecerá este plan», precisó Sanjurjo.

A partir de ahora, los servicios técnicos de su concejalía tendrán que ponerse a analizar las distintas alegaciones. «El plazo dependerá de del tiempo que se necesite para hacer un buen trabajo. No vamos a apresurarnos», aseveró el concejal, tras una Comisión de Urbanismo que aprobó una actuación de 450 viviendas en Nuevo Gijón y otra de 100 pisos entre la avenida de Oviedo y Severo Ochoa. En cualquier caso, «mantenemos el compromiso de tener aprobado el plan antes de las elecciones de mayo».

Los datos generales

Fase de consultas

– El Ayuntamiento creó una oficina específica para la revisión del Plan General en el Museo del Ferrocarril, dotada con 14 técnicos.

– Durante los dos meses y medio que duró el período de exposición pública, atendieron 3.500 consultas. De ellas, la mitad requirieron informe técnico.

– Además, se aportó información complementaria al Colectivo de Vega, la Federación «Les Caseríes» y a la Asociación de Vecinos del barrio de El Muselín.

Alegaciones

– Se han presentado 1.436 alegaciones. El 1 por ciento sobre suelo urbanizable; el 15 por ciento sobre suelo urbano, y el 50 por ciento sobre suelos no edificables.

– Las alegaciones tendrán ahora que ser estudiadas por los servicios técnicos de Urbanismo. El documento resultante deberá pasar por la CUOTA antes de su aprobación definitiva.

El plan urbanístico recibe menos de la mitad de alegaciones que el anterior

Se han registrado 1.436 documentos, mientras que en el plan de Teixidor fueron 3.049
EL COMERCIO 23-10- 2010

La nueva revisión del Plan General de Ordenación, tal y como se preveía, no ha provocado tanta contestación ciudadana como la anterior. Al menos no en número. A las cinco de la tarde de ayer finalizaba el plazo de presentación de alegaciones, y se contabilizaban un total de 1.436 (a la espera de que la cifra pueda crecer ligeramente por la llegada de los documentos enviados por correo). Son menos de la mitad de alegaciones que en el trámite de información pública del plan Teixidor. Aquel mes de abril de 2004 se contabilizaron 3.049.
El concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, interpretó ayer los posibles significados de este notable descenso. Si bien él prefiere insistir en que esta vez se ha logrado «un grado de consenso muy amplio», en que «la ciudad ha evolucionado mucho» y que los ciudadanos han dado una «muestra de madurez y responsabilidad», no omitió otra importante: que los planes más polémicos (Roces, principalmente) ya están desarrollados y, por lo tanto, no caben recursos. Y aún añadió otra tercera explicación: «Las expectativas de rentabilidad del suelo son muy distintas ahora».
En cualquier caso, los vecinos de la zona rural, protagonistas del 50% de las alegaciones presentadas y colectivo más crítico con la política urbanística municipal, ya advirtió de que, aunque menos, las alegaciones serían en esta ocasión «de mucha mayor calidad». Porque pocos son nuevos a estas alturas en los trámites, procedimientos y contenidos de los documentos urbanísticos.
Precisamente, dada la densidad de los documentos, los plazos de respuesta no se han fijado. «No hay que apresurarse sino ofrecer una respuesta adecuada», dijo ayer Sanjurjo. Sin prisa, pero también sin pausa, ya que el equipo de gobierno mantiene su intención de aprobar el nuevo Plan General de Ordenación antes de las elecciones de mayo de 2011. Y hay que tener en cuenta que una vez que el Pleno aprueba la contestación a las propuestas ciudadanas, aún faltará el dictamen del Principado de Asturias, que debe pronunciarse tanto sobre el documento urbanístico como sobre el medioambiental.
Comienza a partir de aquí, por lo tanto, un trabajo de análisis y de corrección, en su caso, del texto planteado por Urbanismo. Reconoce Sanjurjo que «siempre habrá cuestiones objeto de duda y oposición», pero insistió una y otra vez en que hay un «consenso generalizado» y mencionó los casos de colectivos vecinales, Colegio de Arquitectos y promotores, que han mostrado una «opinión muy favorable».
En cualquier caso, todos ellos han presentado alegaciones, algunas de ellas sobre cuestiones más que concretas, errores detectados en el Plan General, falta de información de importancia o «incumplimiento» de determinadas leyes y normativas.
La mayor parte de los 1.436 documentos registrados son de particulares, aunque unos 80, aproximadamente, corresponden a colectivos ciudadanos. Además, el 50% hace referencia a suelo no urbanizable (principalmente, la zona rural), mientras que sólo un 1% se refiere a los nuevos urbanizables y otro 15%, a los suelos urbanos. Las alegaciones finalmente formalizadas son algunas menos que las sugerencias planteadas durante el primer periodo de información pública, que hacía referencia al documento de prioridades, cuando se contabilizaron 1.752.
«Tiempo suficiente»
Pedro Sanjurjo recordó ayer en varias ocasiones, durante su comparecencia de prensa, que el Ayuntamiento ha ofrecido «tiempo suficiente» para analizar el PGO, «explicar los pormenores del plan» y que, durante el periodo de información pública, se han «atendido todas las peticiones de información».
No olvidó mencionar en varias ocasiones que el plazo legal fue ampliado en 15 días, atendiendo en parte a una solicitud de los vecinos de la zona rural, que habían pedido un mes más para analizar la numerosa documentación que compone el Plan General.
En la oficina habilitada en el Museo del Ferrocarril se han recibido, desde el 9 de agosto, 3.500 visitas, de las que 1.811 correspondieron a citas previas solicitadas por los ciudadanos. La mitad de todas las visitas requirieron un informe técnico y, en muchos casos, la aportación de planos y documentación, explicó Sanjurjo. En total, fueron 14 los técnicos atendieron a los ciudadanos.
Además de eso, Sanjurjo recordó que en este tiempo ha habido encuentros con los seis consejos de distrito, otro específico con el Colegio de Arquitectos y que se ha contestado a peticiones de información de Vega, El Muselín y Les Caseríes. Todo, en aras de «ofrecer transparencia y claridad», defendió el edil de Urbanismo.
Pero, después de todo, lo importante en este momento es si variarán en alguna medida las intenciones municipales atendiendo a las peticiones de los ciudadanos. «El resultado vendrá determinado por el contenido de las alegaciones». Esa fue la respuesta de Sanjurjo. Aunque parece evidente, ya de entrada, que algunas cuestiones no serán atendidas de ninguna manera, ya que el edil de Urbanismo volvió a defender ayer las líneas generales de este Plan General de Ordenación que ha procurado «hacer de la necesidad, virtud», y aprovechar un trámite obligado por los tribunales para «incorporar novedades».
Porque lo que nadie olvida en estos momentos es que Gijón se encuentra en este punto porque el Tribunal Superior de Justicia de Asturias anuló el PGOU aprobado por el Pleno municipal en el año 2005. El concejal de Urbanismo explicó ayer en este sentido que todos los recursos presentados por el Ayuntamiento gijonés ante el Tribunal Supremo han sido aceptados. En cualquier caso, cuando se conozcan los fallos judiciales, «tendrá que prevalecer el plan que ahora tramitamos».
21.000 viviendas
Un plan que prevé suelo para la construcción de 21.000 viviendas en los próximos 10 años, tal y como recogía la alternativa número 1 de las tres planteadas en el documento de prioridades, alternativa que difería en principio muy poco del conocido como plan Teixidor de 2005. Aunque convencido de que la cifra, las 21.000, es moderada, el propio Pedro Sanjurjo admitió ayer que «posiblemente no se agotarán» en este tiempo, tal y como está el mercado inmobiliario, «nada boyante».
Viviendas que se construirán tanto en la zona urbana como en la rural, donde los planes más importantes han sido rescatados del plan anulado por los tribunales y su tramitación arrancará desde cero.

«El plan más contenido de todos los de Asturias»

EL COMERCIO 23-10- 2010
«La previsión de crecimiento que hacemos es la más contenida de cuantos planes generales se están tramitando en Asturias. 21.000 viviendas no es un exceso. Es una propuesta contenida». Pedro Sanjurjo defendió una de las principales características de este Plan General de Ordenación cuya tramitación está encabezando y que pretende tener aprobado antes de que la Corporación se enfrente al resultado de las urnas el próximo año.
Tras varios meses desgranando el contenido del documento, el concejal volvió a destacar ayer algunas de sus características, aprovechando el final del plazo de la información pública. Así, habló de ese crecimiento previsto del 5% en el suelo urbano del concejo, del que más de la mitad responderá a suelo industrial. Respecto al residencial, recordó que más del 30% (un 35%, especificó), será de vivienda protegida, superando en algunos puntos el mínimo que marca la Ley del Suelo (obliga a que el 30% de los nuevos urbanizables sean para pisos de protección).
Habló Sanjurjo de los planes para la avenida Príncipe de Asturias, y el denominado Gijón Fabril y el de la ronda Oeste, en Jove. No mencionó, aunque han sido las dos cuestiones más comentadas y debatidas en las últimas semanas, los planes para El Muselín (barrio que desaparecerá) y los importantes cambios de la Ería del Piles.

Suelo para 550 viviendas en la avenida de Oviedo y Nuevo Gijón

Urbanismo también dio luz verde a una parcelación en Somió para construir doce viviendas unifamiliares

EL COMERCIO 23-10-2010
Mientras se tramita el Plan General que habilitará nuevo suelo urbanizable, hay todavía en Gijón muchas parcelas pendientes de desarrollo de planeamientos anteriores. Es el caso de dos planes que ayer recibieron el visto bueno de la Comisión de Urbanismo, tal y como explicó después el concejal Pedro Sanjurjo. El primero y más importante se sitúa en Nuevo Gijón. Se trata del denominado Plan Parcial Nuevo Gijón 03, que servirá para urbanizar un ámbito cercano a Santa Bárbara donde se podrán levantar nada menos que 450 viviendas, repartidas en bloques de bajo más tres altura, y bajo más cuatro, «muy similares a los que ya existen» en la zona. Se trata de «un plan parcial muy importante, en una zona en proceso de transformación, una zona residencial de alto valor, que remata la ciudad al Sur» y donde el 30% de los pisos serán de protección, dijo Sanjurjo.
El segundo proyecto aprobado por la comisión fue el denominado Estudio de Detalle de la Unidad 57, es decir, un solar pendiente de desarrollo en la avenida de Oviedo, en las inmediaciones de Foro. Solar donde se levantará un centenar de viviendas, aproximadamente, en una urbanización que posibilitará también la habilitación de un espacio verde público «para uso y disfrute de los vecinos». Los edificios de este solar serán de cinco y seis plantas, y supondrán «el remate de otra parte importante de la ciudad».
Y aún hubo un tercer tema importante que estaba pendiente de la aprobación definitiva del Catálogo Urbanístico de Gijón. Se trata de un estudio de detalle de una finca de Somió con una particularidad: parte de su jardín está catalogado. Por lo tanto, nada se podía hacer hasta ahora. La parte no protegida se segrega, tal y como permite el catálogo, y será dividida en doce fincas, que darán lugar a otras tantas viviendas unifamiliares. La finca está situada en las proximidades de la Carbayera de La Corolla, explicó Pedro Sanjurjo.
El catálogo fue aprobado después de una más que larga tramitación el pasado mes de julio. Los tres grupos municipales se pusieron de acuerdo para dar luz verde a un documento que incluye 2.902 elementos a proteger. La posibilidad de construir en jardines protegidos ha sido una de las novedades más importantes del documento. Manteniendo siempre sin parcelar el jardín catalogado (hay 84 ejemplos privados en el concejo), en el resto del terreno se permite agotar la edificabilidad, para facilitar su «uso residencial».

La zona rural pide flexibilizar la edificación en algunos núcleos

Les Caseríes cuestiona la legalidad de incluir de nuevo planes del PGO anulado por los tribunales

EL COMERCIO 23-10-2010
El tratamiento de los núcleos rurales ha sido una de las cuestiones principales que los vecinos de las parroquias del concejo han tenido en cuenta desde el inicio de esta nueva revisión del Plan General de Ordenación. Ya lo dejaron claro con el documento de prioridades, y en las alegaciones lo han vuelto a hacer. En concreto, la cuarta alegación de las once que incluye el documento que la federación rural Les Caseríes entregó ayer habla del «incumplimiento del PGO de concretar los requisitos necesarios para que una agrupación poblacional pueda ser clasificada como núcleo rural». Según el Reglamento de Ordenación del Territorio y Urbanismo (ROTU), el PGO debería recoger dichas características. En caso contrario, dice el colectivo vecinal, la propia normativa habla de un mínimo de cinco viviendas para considerar un núcleo, además de algunas otras cuestiones.
Así las cosas, Les Caseríes considera que debería determinarse la creación de nuevos núcleos. Y, de forma paralela, aprobar un catálogo que los enumere todos y sus características, muy distintas para unos y otros casos. En eso se basan para pedir que se flexibilicen las condiciones de edificación en algunos casos. Ahora es necesario contar con una parcela mínima de 2.000 metros cuadrados para construir, en todos los casos. «Esa superficie podría llegar a entenderse en aquellos núcleos de conformación más dispersa, pero no se entienden en la mayoría de los núcleos compactos, dotados de todos los servicios y suministros».
Les Caseríes va más allá al considerar que los cambios que ellos proponen ayudarían a «descartar la imagen fija y pasada de moda, que sobre las necesidades de uso residencial en suelo no urbanizable proyecta la administración, cuando reiteradamente y de forma automática y machacona equipara dichas necesidades de vivienda con la tipología de ‘chalecito’». Los vecinos están convencidos de que es el propio Ayuntamiento, al exigir esa parcela mínima de 2.000 metros para poder edificar 250 metros cuadrados, la que «perpetúa dicha tipología dejando al margen otras equiparaciones más realistas en las que sin duda tienen cabida menores superficies edificables por parcela».
El documento es mucho más amplio, y abarca cuestiones sobre casi todas las tipologías de suelo, sin olvidar el porqué de esta nueva revisión urbanística. El documento al que se alega hace referencia a una revisión del plan aprobado en 1999, a la vez que se incluyen planes parciales especiales, estudios de detalle y otros derivados del plan de 2005, anulado por los tribunales. «El planeador debe ser claro al determinar qué plan está en vigor, pues podría encontrarse en la situación de haber conformado en falso, la base de un puzzle donde importantes piezas no encajarían por pertenecer a un puzle distinto». Otra de las grandes preocupaciones de la federación son todas las edificaciones que quedan fuera de ordenación, además de asegurar que la previsión de crecimiento potencial edificatorio de los núcleos es «desproporcionada».
«Coherente y funcional»
Rechazo a la ampliación del vertedero de Cogersa sin conocer su uso futuro, a la construcción de la ZALIA o el incremento desmesurado de viviendas, especialmente las de segunda residencia en núcleos rurales o edificios en altura en áreas protegidas como Cabueñes. Estos son los principales contenidos de las alegaciones presentadas por la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies al nuevo PGO, en las que aprovechan para defender el uso de las energías renovables, y para plantear la mejora de los saneamientos, la protección de los bosques autóctonos o la calidad de las aguas de las fuentes públicas, entre otros asuntos.
Los ecologistas abogan, en su documento, por alcanzar un modelo «coherente y funcional» que minimice el consumo del suelo y permita, dicen, optimizar la disponibilidad de recursos.

Un proyecto «inviable» para los hosteleros de la Ería del Piles

EL COMERCIO 23-10-2010
Aunque presentaron alegaciones por separado, los cinco hosteleros de la Ería del Piles mantuvieron el frente común expresado a finales de septiembre para oponerse «al derribo y traslado» de los negocios de su ubicación actual, en primera línea de playa. Nuevamente con el respaldo de la Asociación de Hostelería de Gijón -que emitió un comunicado conjunto-, propietarios y arrendatarios de el Rick’s, las Terrazas del Pery, El Faro del Piles, el Bellavista y La Buena Vida repartieron sus prolijas alegaciones en dos partes: una jurídica y otra técnica. En ambos casos, sustentadas en argumentados, complejos y costosos informes de los abogados y arquitectos a los que tuvieron que recurrir para intentar frenar el proyecto de «retranqueo» de sus establecimientos para la creación de una playa verde de 20.000 metros cuadrados. Por cierto, que a los hosteleros, se les unió en sus reclamaciones el Grupo TSK, propietario del edificio de Ingemas.
Desde el punto de vista técnico, insisten en la «inviabilidad» del proyecto por «violar el principio de equidistribución de cargas». Es decir, consideran que con la propuesta municipal que plantea un aumento del porcentaje de edificabilidad, no habría un equitativo reparto de beneficios y cargas en una hipotética junta de compensación. Y a eso añaden «el exceso de costes» que supondría.
No obstante, vuelven a reconocer, como ya hicieran en septiembre, la «necesidad de mejora de una zona privilegiada» y, por tanto, aseguran haber planteado al Ayuntamiento «fórmulas alternativas» que permitan esa mejora estética de la zona, pero manteniendo la actividad de las cinco empresas, que actualmente dan empleo directo a 140 personas.
En su último punto, un mensaje concreto y directo para el Ayuntamiento: «Que las alegaciones sean atendidas y estudiadas y que el resultado final sea una modificación del plan lo más positiva posible para la ciudad de Gijón».

‘Menos, pero mejor’, por José Manuel Balbuena

Personalmente, yo resumiría la fase de alegaciones al nuevo Plan General de Ordenación (PGO) de la siguiente manera. Si en el plan anulado lo que reinaba alegando era el «qué hay de lo mío», en el nuevo PGO se tira más por el «qué hay de lo nuestro». La prueba está en que se han presentado casi la mitad que en la anterior ocasión, pero con mucha más enjundia.
Veamos. La Asociación de Vecinos Pando, de Poniente, sostiene, por ejemplo, que el plan especial para el suelo de Naval Gijón debería repensarse. Dicen que aplicarlo solamente para un parque tecnológico llevaría a un cierto desierto en horas fuera de oficina; además de carecer de servicios. Por tanto, plantean que sea también residencial.
El problema, a mi juicio, viene por lo siguiente: el cambio de calificación daría lugar a suspicacias. Nuestro Ayuntamiento siempre se comprometió a respetar esa zona costera como industrial. Ahora, quizá más que nunca, el tema está en solfa por la liquidación del astillero Juliana. Dejar un resquicio para un uso residencial en un suelo vecino, podría dar lugar a que las instalaciones se compren para pisos. Como ven, delicado.
Por su parte, la siempre activa Asociación de Vecinos de la Zona Rural, Les Caseríes, lanza un dardo y da una idea. La pulla viene por que los planes parciales -el de Cabueñes, en concreto- fueron los que anularon el anterior plan y en éste, curiosamente, no se han modificado. En cuanto a los núcleos rurales hace una alegación interesante: pide un catálogo de los mismos. Es decir, que no tengan un criterio uniforme, porque, ciertamente, no son iguales.
En fin, como pueden observar todo el mundo ha aportado algo. A partir de ahora, y sobre la base de cómo ser resuelvan las alegaciones, tendremos más o menos paz en el urbanismo gijonés.

El PGO recibe 1.255 alegaciones, más de la mitad de vecinos del área rural

EL COMERCIO 22-10-2010

Gijón, 22 oct (EFE).- El Plan General de Ordenación (PGO) de Gijón ha recibido 1.255 alegaciones más de la mitad las cuales son relativas a parcelas no urbanizables de la zona rural.
Los datos han sido ofrecidos en rueda de prensa por el concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, quien ha explicado, no obstante, que a las cinco de la tarde concluye el plazo para alegar.
La mayoría de los escritos proceden de particulares puesto que sólo ochenta han sido tramitadas por colectivos o entidades.
El edil ha valorado el descenso de alegaciones presentadas con respecto a la anterior tramitación del plan, en la que se registraron 3.049.
En su opinión, ha sido un proceso “mucho más tranquilo” consecuencia de que los ciudadanos han evolucionado en el conocimiento del urbanismo lo cual demuestra su “madurez”.
Ha asegurado que se ha conseguido un “consenso bastante generalizado” con la decisión de crear una ciudad compacta.
El concejal ha recordado que el plan permitirá construir 21.000 viviendas y lo ha considerado un o de los “más contenidos” de los tramitados en la región.
No obstante, “presumiblemente no se agotará” la provisión de casas en los diez años de vigencia, ha apuntado, lo cual ha considerado “positivo” porque favorece la contención de los precios.
Ha destacado, asimismo, que el 35 por ciento de las viviendas proyectadas serán de protección, un porcentaje superior al que recoge la ley.

1 comment to Sanjurjo se retrata

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>